Salud
Tipografía

Fidel consideró siempre los niños la prioridad para la sociedad  logrando verdaderas transformaciones en salud y educación. En el 2016, por octavo año consecutivo, Cuba logró una tasa de mortalidad infantil por debajo de cinco por cada mil nacidos vivos, que ratifica a la isla en la vanguardia de América y entre las primeras 20 naciones del mundo.



No en balde, la nación caribeña alcanzó la validación por la Organización Mundial de la Salud como el primer país del planeta en eliminar la transmisión materno-infantil de VIH-sida y sífilis congénita, en uno de los resultados más relevantes de la ciencia cubana en la esfera de la salud durante el 2015.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) reconoció los logros de Cuba en materia de atención a la niñez al divulgar los resultados de la encuesta sobre Indicadores Múltiples por Conglomerados.

Y esto solo es una de tantas muestras de los poderosos indicadores de salud y calidad de vida que de forma inédita logró capitalizar Cuba, bajo el liderazgo y la revolución social del comandante Fidel Castro. Libra por libra, Cuba está a la vanguardia del mundo en salud, educación, deporte y seguridad. Los logros sociales son mayúsculos y máxime cuando casi todo se alcanzó contando con un inhumano bloqueo por parte del mundo orientado por los EEUU.

La pobreza y muchas carencias materiales pueden estar presentes en Cuba sobre todo en estos tiempos de avances tecnológicos y en comunicaciones. Pero no existe la miseria absurda que campea como caldo de cultivo de la mayoría de problemas sociales en nuestros países.

A la par con la misma corrupción asociada más a una dirigencia y clase política interesada en todo, menos en justicia y equidad social. Allí estuvo la intervención decidida de Fidel.

Cuba ha vivido bloqueada y acorralada por el supuesto fantasma del comunismo. De niños nos vendieron la idea de que Fidel Castro era un demonio y el presidente de EEUU un gran tipo.

La publicidad y difusión de los medios del régimen y los oligarcas llevó a una distorsión de la verdadera realidad sobre la Cuba de Fidel. Los mismos medios y los enemigos de la revolución se encargaron de hacer la más poderosa propaganda en contra.

Aún siguen difundiendo de forma distorsionada, que Fidel era uno de los hombres más ricos del mundo. Toda su vida hasta su muerte recién acaecida, transcurrió en condiciones modestas como todo el mundo lo vio en Cuba.

Fidel fue muy austero y nunca tuvo privilegios materiales. Tal vez a lo máximo que pudo acceder fue a elementos sencillos como una sudadera Adidas. Pero la historia de riqueza que le endilgaban no tenía ningún fundamente en absoluto.

Hoy su legado es enorme con unos indicadores sociales difíciles de superar. Entre ellos los índices más bajos de analfabetismo, de desnutrición y mortalidad infantil. Así mismo el mayor índice de médicos per cápita del mundo, un médico por cada 120 personas.

Logró una escolarización del 100% ya que la educación es absolutamente gratuita incluyendo la universitaria, lo cual es una quimera en países como Colombia. Por ejemplo a la Universidad del Cauca aspiran a entrar unos 17.000 jóvenes estudiantes semestralmente, logrando el objetivo menos del 10 por ciento ¿Y los demás?

Y en deporte llegó a ser la quinta potencia mundial y ocupó el primer lugar en el logro de medallas olímpicas per cápita, superando a los mismos EEUU.

Hoy exporta un enorme capital humano, profesional y científico deportivo, lo cual también ocurre en el campo médico.

Cuba ha brindado asistencia en salud en unos 70 países, llevando más de 30 mil profesionales. El capital humano exportado de apoyo y asesoría al mundo es invaluable.

Tal vez ningún otro país podrá por ahora lograrlo a ese nivel. Y todo producto de la revolución socialista  que cree con firmeza en la justicia social y que sueña con mejores condiciones de equidad para todos.

Brindando las mejores oportunidades y condiciones Cuba ha minimizado la violencia, el consumo de drogas y el hambre, llevados a mínimas expresiones. La pobreza o carencia de bienes suntuosos es muy evidente, pero la miseria no existe.

No hay niños durmiendo en la calle ni ancianos abandonados. Todos los cubanos tienen el mínimo vital. Eso en nuestras sociedades es más que un sueño donde unas odiosas y discriminadoras minorías son las dueñas de la mayor parte de privilegios en detrimento de los más vulnerables.

Pero ese es precisamente el legado que nos dejó Fidel, con un país que tiene la mayor expectativa de vida al nacer bordeando los 80 años.

Donde al acceso a todos los servicios de salud es absolutamente gratuito para todos sin necesidad de EPSs, responsables en muchos casos de tantas tragedias sobre todo en los más pobres.

Por ello como dicen por allí, no cualquiera logra ser el único país del mundo que cumple la sostenibilidad ecológica. No cualquiera sobrevive a más de 600 atentados contra su vida y a 11 presidentes norteamericanos intentando derrocarlo. No cualquiera sobrevive a 50 años de bloqueo y guerra económica.

No cualquiera llega a los 90 años, con tanto protagonismo en la historia mundial. Querido por millones. Incomprendido por otros tantos. Lo que no puede hacer nadie, es ignorarlo. Sin duda, el legado del ‘Comandante’ perdurará para siempre. Y como él lo dijo sabiamente: “La historia me absolverá”. Y así fue. ¡Q.E.P.D Fidel Castro!

http://www.las2orillas.co/los-envidiables-logros-sociales-de-fidel-castro/