Salud
Tipografía

La lepra es una enfermedad infecciosa crónica poco contagiosa, causada por el bacilo Mycobacterium leprae, que afecta principalmente la piel y los nervios periféricos. Llegó a América hace 500 años e ingresó a Colombia por Cartagena. Es una enfermedad curable con una terapia multimedicamentosa, pero si no se diagnostica y se trata de manera temprana, puede causar discapacidad.



Ese bacilo fue el primer microorganismo identificado como causa de enfermedad (1873), y durante muchos años la ignorancia estigmatizó a los enfermos, que eran encerrados en cárceles a cielo abierto:

Caño de Loro (Cartagena), Agua de Dios, (Cundinamarca) y Contratación (Santander), eran los “leprosarios” o “lazaretos” donde eran encerrados, allí nadie podía acercarse, y no se les permitía salir, eran básicamente como los ghettos donde los nazis encerraron a los Judíos, y como la Franja de Gaza en Palestina, convertida por Israel en la más grande cárcel a cielo abierto del siglo XXI.

El miedo de los médicos y políticos a la lepra permitió al Estado colombiano desde la segunda mitad del siglo XIX y por casi 100 años, hasta 1963, violar impunemente los Derechos y la Dignidad humana de los enfermos robándoles su identidad, sus derechos civiles, su familia e incluso sus propiedades.

Eran perseguidos, detenidos, desplazados, secuestrados, y llevados a los lazaretos, donde se les llegó a asignar arbitrariamente un nuevo nombre, para que sus familias no pudieran siquiera tener noticias de ellos, lo cual puede comprobarse en documentos que guarda el Museo de la Lepra, abierto en 2009 en Agua de Dios.

En 1904, el Presidente Rafael Reyes llego a decir que la lepra era el problema más importante:

«Este asunto es para mi país más importante que el papel-moneda, que los ferrocarriles, que la instrucción pública y que cualquier otro, y solamente comparable en su importancia, a la conservación de la Paz…».

Con la Biblia y sus enseñanzas como fondo histórico, se desarrolló la estigmatización de los enfermos, durante el feudalismo por lo  cual eran apartados de los asentamientos humanos y considerados muertos en vida.

En Colombia se diagnosticaron 314 casos nuevos en 2016, y 417 casos nuevos en 2017, de los cuales 143 presentaban ya discapacidad debido a que los médicos continúan ignorando la enfermedad, de suerte tal, que los enfermos siguen siendo diagnosticados tardíamente, e informan haber consultado muchas veces, a diferentes médicos, incluso dermatólogos, sin que siquiera sospecharan la enfermedad.

La Lepra sigue siendo muy frecuente en la India y Brasil, y un grupo de expertos del Consejo de Derechos Humanos de la ONU señala que aún persiste la discriminación y la falta de atención médica en el mundo.

Se considera que hay unos 22 países donde resulta necesario tomar medidas urgentes al respecto como Bangladesh, República Democrática del Congo, Etiopía, Madagascar, Mozambique, Myanmar, Nepal, Nigeria, y Filipinas.

Video:
Museo Histórico Fotográfico Agua de Dios Vive
https://www.youtube.com/watch?time_continue=2&v=Q0HNVxbRLMs

Fuentes:
http://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=148166&SEO=onu-apoya-la-meta-de-erradicar-los-casos-de-lepra-en-ninos
https://www.minsalud.gov.co/salud/publica/PET/Paginas/lepra.aspx
https://ellazareto.wordpress.com/la-lepra-en-colombia-2/
https://compartirpalabramaestra.org/experiencias/otras-historias-de-exito/itis-contratacion-santander
http://unradio.unal.edu.co/nc/detalle/cat/museos-en-vivo/article/museo-medico-de-la-lepra.html
http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-1932
http://mail.corsohansen.org/
https://ellazareto.wordpress.com/3-la-lepra-en-la-biblia/
http://www.misioncontralalepra.es/lepra-una-maldicion-biblica/