Salud
Tipografía

El gasto público financiará, sin barreras de acceso, las prestaciones no excluidas por la ley: los servicios cubiertos por el financiamiento público serán todos aquellos que no estén excluidos como prestaciones, según los criterios de la Ley Estatutaria 1751, y por lo tanto no habrá restricciones administrativas para ningún grupo de tecnologías en salud que no haya sido excluido.



Para asegurar la racionalidad del gasto, se fortalecerán todas las herramientas existentes de mejoramiento de calidad, oportunidad, autonomía médica, satisfacción, integralidad, validación científica y relación positiva costo-beneficio.

Tendremos medicamentos de calidad con acceso universal y a un costo justo para el país.

Se fortalecerán la regulación y control de precios, la declaratoria de interés público para la expedición de licencias obligatorias, la utilización de las flexibilidades del ADPIC (Acuerdo de la OMC sobre los derechos de propiedad intelectual relacionadas con el comercio), la revisión de los TLC, el fomento público de la investigación y el desarrollo de medicamentos, el uso racional basado en análisis de costo-efectividad, buenas prácticas, estricta farmacovigilancia y disponibilidad de información.

Todo lo anterior con el objetivo en el marco de la prevalencia de la salud pública y el Derecho a la Salud, sobre los intereses comerciales que excedan la razonabilidad de las normas de propiedad intelectual, y de comercio, en materia de medicamentos.

Fuente:
https://petro.com.co/programa-salud/