Salud
Tipografía

Mientras el Secretario de Salud de Bogotá, en medios de comunicación hace un “reconocimiento” a los trabajadores del sector, en privado los mantiene ilegalmente contratados, se niega a proveer los trabajadores necesarios para atender a los pacientes y a proveer los cargos vacantes y presupuestados, solicitados por las organizaciones médicas sindicales y sindicatos del sector que actualmente adelantamos un proceso de negociación mediante presentación de pliego de solicitudes a la Secretaría Distrital de Salud y Subredes.



Los dos primeros puntos planteados por las organizaciones sindicales fueron los relativos a estabilidad laboral mediante la ampliación de plantas de personal, así como la incorporación de los trabajadores contratados de forma ilegal por OPS a las plantas de personal, punto este ampliamente sustentado por la bancada sindical en las seis reuniones que se han dado a partir del 2 de mayo del presente año.

En la discusión de esos dos primeros puntos hemos esgrimido argumentos jurídicos, administrativos, científicos y epidemiológicos, demostrando con suficiente evidencia la necesidad de que se resuelva esta petición.

A pesar de lo anterior y de la voluntad de las organizaciones sindicales en el diálogo y negociación, hemos encontrado una férrea resistencia de la administración, quien ha manifestado pretendidos argumentos presupuestales, financieros, jurídicos y no en pocas ocasiones ha intentado imponer su voluntad por encima del democrático espíritu de negociación, y del respeto que debe regir la interacción entre las bancadas participantes.

Al cabo de seis esforzadas y difíciles reuniones, tan sólo se compromete la administración y las cuatro subredes integradas de servicios de salud, con el acompañamiento de la Secretaría Distrital de Salud, a presentar a la Secretaría Distrital de Hacienda los costos financieros de la ampliación de las plantas de personal, con el fin de “gestionar” la asignación de recursos para ello, es decir no hay ningún compromiso de su parte para que dicha ampliación sea una realidad, a pesar de tener hoy más del 60% de sus trabajadores contratados de manera ilegal.

En el actual momento nos encontramos en la discusión del segundo punto que busca el compromiso de las Subredes en el cubrimiento de las vacantes existentes mediante encargo a personal de carrera, y a través de nombramiento provisional a personal que desde hace varios años labora bajo la ilegal modalidad de Orden de Prestación de Servicios, atendiendo lo estipulado en el Artículo 24 de la Ley 909 de 2004, y en la Constitución Política para trabajadores misionales y permanentes.

Pese a los soportes presentados por los sindicatos de la sobreocupación de los servicios de urgencias, y de la necesidad de ampliar y proveer cargos a los trabajadores y médicos, la Administración anuncia a médicos del Hospital el Tunal su desvinculación a partir de junio próximo, calificando esta importante denuncia como “particularidades” que no van a tratar en la Mesa de negociación.

Consideramos que esta actitud, además de irrespetuosa, es una muestra del incumplimiento de las funciones de las Gerentes de la Redes Integradas de servicios de salud que tienen por deber y misión garantizar la calidad del servicio, evitando situaciones como esta que afectan la salud de la población.

El riesgo para la salud y la vida de los pacientes con este tipo de actuaciones es alto. Los cierres de servicios tantas veces denunciados, como la reciente decisión de trasladar el servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital de Engativá, al Hospital de Suba pone en riesgo a las pacientes gestantes y recién nacidos de esa localidad, riesgo que debe ser asumido por la gerente de la subred Norte pues es quien ha impulsado tal decisión contraria a las advertencias del gremio médico.

Denunciamos ante la opinión pública, los trabajadores del sector y ante los entes de control este tipo de actuaciones que van en detrimento de la salud que los Bogotanos requieren.

Exigimos a la administración seriedad y respeto por la Salud de los bogotanos, y por los trabajadores del sector e invitamos a los medios de comunicación a acompañarnos y escuchar a quienes atendemos los pacientes en las citadas entidades, así como nuestra demanda de un verdadero reconocimiento por parte de la Administración.

Bogotá,  Mayo de 2018.

(*) Sindicato de Médicos y Odontólogos de Bogotá, DC (SIMO), Sindicato de Anestesiólogos de Bogotá y Cundinamarca (SABOG), Unión gremial de Ginecólogos y Obstetras de Bogotá y Cundinamarca (UGOBYC), Unión de Cirujanos Pediatras (UNICIRUPED), Sindicato Nacional de Pediatras de Colombia (SICOLPED),  y ASMEDAS.