Salud
Tipografía

Mientras el Alcalde Enrique Peñalosa y el Secretario de Salud de Bogotá Luis Gonzalo Morales manifiestan en los medios de comunicación y las redes sociales, mensajes de gratitud y reconocimiento a los trabajadores de la salud, calificándolos como héroes, al tiempo que aseguran que la crisis financiera de las redes está bajo control, la realidad de las diferentes Subredes Integradas de Servicios de Salud E.S.E del Distrito es otra.



Se vive una crisis manipulada por los medios de comunicación hábilmente, con un maquillaje de la realidad, siendo sus declaraciones un medio de distracción para que se desconozca por parte de los ciudadanos, servidores públicos y usuarios lo que se vive en cada una de las Unidades de Atención.

La cruda realidad para los pacientes y usuarios del servicio de salud en Bogotá es el cierre de numerosos servicios en de los hospitales públicos que son indispensables para la atención oportuna y accesible de la población.

Durante esta administración el cierre de servicios de gineco-obstetricia, urgencias de pediatría, Centros de Atención Médica inmediata, y otras especialidades médicas ha sido constante.

La falta de médicos, enfermeras, y personal de salud es ostensible, personal sometido a sobrecarga de trabajo afectando la calidad en la atención, falta de medicamentos e insumos y déficit de camas hospitalarias, situaciones estas que al ser denunciadas por los trabajadores son castigadas con su desvinculación.

La administración viene utilizando la ilegal contratación del personal misional a través de contratos por prestación de servicios, contratos estos de dos o tres meses sin ninguna garantía laboral, como mecanismo para silenciar sus legítimos reclamos.

Lo anterior afecta gravemente a los pacientes; hoy vemos como la mortalidad infantil por Infección Respiratoria aguda ha aumentado considerablemente.

A partir de la expedición del acuerdo 641 de 2016 (FUSIÓN DE LA RED PÚBLICA HOSPITALARIA DEL DISTRITO CAPITAL) ha desmejorado dramáticamente la salud en Bogotá y la población sufre en carne propia las consecuencias de esa reforma.

Se trata del alistamiento que hace la Alcaldía Peñalosa para la entrega de la red pública hospitalaria a la empresa privada, a través de las llamadas alianzas público privadas (APP).

Los trabajadores de la salud del Distrito estamos adelantando un proceso de negociación con la administración en búsqueda de mejorar la situación de salud que se vive, así como reclamar el reconocimiento de derechos que nos pertenecen legalmente, como la vinculación a la planta de personal del 80% de los trabajadores que hoy ilegalmente están vinculados sin prestaciones ni garantías.

Por lo anterior los Sindicatos de trabajadores que suscribimos este mensaje hacemos un llamado a la comunidad y a los trabajadores a apoyarnos y así respaldar la causa de la salud que compete a toda la ciudadanía e impedir la entrega del patrimonio de todos los bogotanos.

Firmado:
Asociación Nacional de Enfermeras de Colombia, ANEC -
Asociación de Auxiliares de Enfermería de Bogotá, D.C, ADAE -
Sindicato Nacional de Salud y Seguridad Social, SINDESS -
Asociación Sindical del Sector Salud, ASSESALUD – Sindicato Colombiano Estatal, SINCOEST –
Sindicato de Trabajadores de la Subred integrada de Servicios de Salud Suroccidente -CUT, Sintrahosken sub red suroccidente –
Sindicato de Trabajadores y empleados públicos de la Salud y Seguridad Social y Servicios Complementarios, SINTRAHENGATIVA –
Sindicato de Trabajadores del Hospital Vista Hermosa, SINTRAHOSPITAL VISTA HERMOSA -
Sindicato de Trabajadores de la Subred Sur, SINTRASUBRED SUR ESE
Sindicato de Trabajadores de la Subred Sur Tunjuelito, SINTRASUBREDSURESE TUNJUELITO – SINTRASUBREDSURESE-MEISSEN -
Sindicato de Médicos y Odontólogos de Bogotá, SIMO D.C -
Sindicato de Anestesiólogos de Bogotá y Cundinamarca, SABOC -
Sindicato Nacional de Pediatras de Colombia, SICOLPED –
Unión Gremial de Ginecólogos y Obstetras de Bogotá y Cundinamarca, UGOBYC –
Asociación Médica Sindical, ASMEDAS –
Unión de Cirujanos Pediatras de Colombia, UNICIRUPED S.G.

Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá Foto: Colprensa

Bogotá, junio de 2018