Salud
Typography

Nos quejamos del creciente aumento de las adicciones, y se habla mucho de la importancia de la prevención, pero se hace muy poco, porque nuestra sociedad desconoce que existe una fuerte relación entre la salud mental y el hecho de que las madres se vean obligadas a regresar al trabajo demasiado pronto luego del parto.



La separación temprana de la madre afecta la salud mental de sus hij@s en muchas formas, por lo cual todas las madres trabajadoras deberían tener permiso laboral para estar con sus bebés por lo menos durante el primer año de vida.

Destacadas psicólogas como Erica Komisar, han observado un “nivel creciente y epidémico de trastornos mentales en niños muy pequeños”, que es atribuible a la devaluación de la maternidad en la sociedad.

La autora del libro: “Estar ahí. Por qué priorizar la maternidad en los primeros tres años” explica que los bebés que son dejados por sus madres para irse a trabajar experimentan una avalancha de cortisol y un estrés agudo cuando están lejos de sus madres.

Las mujeres trabajadoras luego de ser explotadas en sus trabajos regresan cansadas y se ven obligadas por el machismo paternal a cocinar, lavar, y hacer otros oficios, y pasan como máximo unos 90 minutos con sus bebés antes de acostarlos, descubriendo entonces que los bebes no pueden dormir bien, porque están ansiosos y necesitados de atención.

La sociedad capitalista le dice a las mujeres de todas las clases sociales que lo más importante es trabajar para conseguir dinero, y que no importa que dejen a sus hijos pequeños, porque ellos “estarán bien”, pero no es cierto.

Los bebés no estarán bien al cuidado de otras personas, sin el abrazo y la leche de sus madres, así quienes les cuiden no los maltraten.

La Dra. Komisar asegura: “Lo estoy viendo en mi consulta de orientación para padres. Estoy viendo un nivel epidémico de trastornos mentales en niños muy pequeños que están siendo diagnosticados y medicados a una edad cada vez más temprana”.

La ausencia de las madres a diario en las vidas de los niñ@s pequeños afecta su salud mental, y “lo único que reduce el estrés de los bebés es el regreso de sus madres”.

“Sigo diciendo que la guardería es la opción menos adecuada”, “estás tomando un bebé muy pequeño y exponiéndolo a una gran cantidad de estímulos y mucho miedo”. Ese “no es el entorno natural para los bebés”.

Si un padre ganara lo suficiente para darle a la madre la opción de estar en su casa en los primeros tres años de vida de cada uno de sus hij@s, dándole su leche, su atención amorosa, y disfrutando de la crianza de su bebé, daríamos seguridad emocional a esos niñ@s y se reducirían los trastornos mentales, lo que a largo plazo sería la mejor inversión en Salud Pública.

No podemos desconocer que el trabajo de la mujer en la sociedad es un trabajo valioso, y que para librarse del machismo hoy la mujer busca y alcanza enormes logros profesionales, pero no hay un trabajo más valioso o más importante que el de la crianza amorosa de un bebé durante sus primeros tres años de vida, para formar adultos que mental y emocionalmente sean verdaderamente sanos, creativos y productivos, adultos que al interactuar en la sociedad entreguen verdaderos valores, como acertadamente señala María Eugenia Pérez en su libro “La Magia del Amor” (ver video)

¿Tres años alimentado, enseñando, amando, creciendo y disfrutando con el bebé?

Esto parece una utopía que se suma al sueño de conquistar el Socialismo, como etapa superior en el desarrollo de la sociedad.

Por ahora, y como una medida que parcialmente puede ayudar en el caso de madres cabeza de hogar, se sugieren tres estrategias en la noche para compensar parcialmente el daño que sufren los bebés al separarse de sus madres:

1°.  Todas las distracciones electrónicas deben dejarse de lado (apagar la televisión, teléfonos, tabletas, computadores u otros aparatos) mientras se pasa tiempo con su hijo, acariciándolo, hablándole y escuchando música con él o ella.

2°.   Acostar más tarde a los bebés en la noche. En lugar de regresar a casa a las 7 p.m. y acostarlos a las 8.30, permitirles que estén despiertos mucho más tarde, ya que 90 minutos al día no es tiempo suficiente para proporcionar a los niñ@s seguridad emocional y protegerlos del estrés.

3°.  Los bebés deben dormir con sus padres por lo menos durante los primeros 12 meses de vida.

Es necesario que la maternidad y la lactancia materna (que debe mantenerse por lo menos durante los primeros 24 meses de vida), sean valoradas por la sociedad, para formar mejores seres humanos.

Sabemos que esto es muy difícil o "casi imposible" en las sociedades machistas y capitalistas, que estimulan el individualismo, la competencia y la acumulación de riquezas económicas como su máximo valor.

Por eso, aunque a todas las madres en Colombia se les dice que deben darle a sus hijos leche materna "exclusiva durante los primeros 6 meses de vida",  la licencia de maternidad de sólo 4 meses lo hace totalmente imposible.

Idealmente la licencia de maternidad debe ser de 3 años, pero por lo menos debería darse durante el primer año, recibiendo el sueldo completo todas las mujeres, de todas los orígenes, y clases sociales.

Madres que se han visto obligadas a separarse de sus hij@s de 5 y 6 años de edad, debido al estudio o el trabajo, han visto como, a pesar de comunicase diariamente por Skype u otros medios, esto afecta su comportamiento volviéndose retraídos, o muy agresivos y disminuyendo severamente su rendimiento escolar.

Finalmente, cabe anotar que si las madres no son conscientes de la importancia de usar el tiempo de licencia de maternidad, para darles leche materna y atender sus necesidades afectivas, este tiempo es totalmente perdido.

Esto se ve con mucha frecuencia en estratos altos y en especial en las familias de capitalistas y terratenientes. Sus mujeres no trabajan y sin embargo luego del parto le quitan rápidamente el pecho a sus hij@s, y los ponen al cuidado de niñeras o empleadas del servicio para que les den biberón, mientras ellas se reúnen en clubes sociales con sus amigas.

Estos niños al convertirse en adultos afectivamente vacíos, intentan llenar el vacío logrando poder y acumulación de dinero, convirtiéndose en corruptos y ladrones de cuello blanco, a pesar de su "educación" y de haber hecho su paso por costosos colegios y universidades.

La lucha por la construcción del Socialismo va ligada a la lucha por un cambio ético en la sociedad que de prioridad al Ser Humano, y a su crianza con Amor, en lugar de priorizar el afán de ganancias y de acumulación de dinero.

Video:
Entrevista con la psicóloga María Eugenia Pérez
https://www.youtube.com/watch?v=4vqglpd1vXs

Fuente:
https://saludmentalperinatal.es/separacion-temprana-mama-perjudica-salud-mental-los-bebes-un-permiso-maternal-mas-largo-inversion-salud-publica/