Salud
Typography

Los profesionales de la salud en Colombia han padecido una ruptura progresiva de sus garantías laborales; de reforma en reforma el gremio de médicos, enfermeras, odontólogos, psicólogos, bacteriólogos y demás miembros del sector salud han visto cómo la estabilidad laboral ha desaparecido y, en su lugar, han arribado los salarios de hambre que precarizan sus labores, llevando a que muchos de estos profesionales deban tener dos o tres empleos al tiempo.



En el caso de los médicos esto es aún más grave, ya que las jornadas se extienden sin aviso, los pagos tardan meses y no son los adecuados para las labores ejercidas, los contratos no son fijos, ni establecen ningún tipo de garantías, además que pensionarse es prácticamente imposible para los médicos colombianos; esto sin mencionar las condiciones actuales de los profesionales del servicio social obligatorio, quienes sumadas a las anteriores problemáticas, sufren de agresión parte de las comunidades y la ausencia de normatividad que establezca sus derechos y garantías como profesionales.

A esta situación se suma que el Gobierno de Iván Duque ha planteado una serie de reformas que buscan agravar más las condiciones de los trabajadores colombianos y que afectarán, transversalmente, a todo el gremio de la salud. Dentro de estas medidas se plantean: bajar el 25% de los salarios de los menores de 25 años, contratación por horas, eliminar el recargo nocturno y dominical, privatizar Colpensiones y eliminar la prima media y pensiones inferiores al salario mínimo, todas estas medidas son orientadas como norma por la OCDE y el FMI, quienes han designado las reformas que han agravado el derecho a la salud, educación y al trabajo en Colombia.

ACOME, en representación de los estudiantes de medicina del país, se suma a las exigencias  del movimiento universitario y exige el cumplimiento total de los acuerdos logrados con el Gobierno Nacional en el 2018, dado que el gobierno de Iván Duque ha incumplido la destinación de los recursos adicionales a Colciencias (300 mil millones de pesos), la concertación a las reformas de los artículos 86 y 87, entre otros; prestando suma atención a  la reforma del  ICETEX debido a que gran parte de los acomistas han tenido que acceder a créditos educativos usureros sin ninguna garantía del derecho a la educación.

Por todo lo expresado anteriormente, extendemos la invitación a estudiantes, profesionales, usuarios, a todo el gremio de la salud en general y a toda la ciudadanía colombiana, a participar de la jornada nacional de movilización el próximo 21 de noviembre, movilización que aglutinará, en las principales ciudades, a trabajadores, estudiantes, sociedad civil y colombianos en general, quienes exigimos frenar estas medidas y dignificar el trabajo colombiano.

Firma en respaldo,

Asociación Colombiana Médica Estudiantil – ACOME.