Bajo el modo de producción capitalista, la amplia mayoría de la población vive bajo condiciones impuestas, imposibles de modificar con la pura voluntad del individuo. Al expandirse durante los últimos dos siglos, el capitalismo ha puesto bajo su dinámica a miles de millones de seres humanos de todo el planeta que nacen, crecen, trabajan, se reproducen, envejecen y mueren sometidos a las exigencias de la producción de mercancías y la máxima ganancia.

Leer más...

Más artículos...