Sindicalismo
Tipografía

Ofrezco excusas por anticipado si genero malestar al entrometerme en asuntos de los sindicatos médicos.



Desde que meses atrás uno de sus colegas manifestó molestia en medio radial por la participación de abogados en el movimiento sindical médico, he procurado mantenerme al margen de muchas cosas y he limitado mi participación en muchas otras, pero la verdad es que los toros no se ven igual desde la barrera.

Permanezco 100% convencida de la necesidad e importancia de los sindicatos de gremio, así como jamás he puesto en duda la fortaleza y compromiso de los profesionales de la medicina. 

Sin embargo, esa admiración y respeto gremial no impide que pueda valorar con transparencia y buena fe la situación laboral de un gremio que, sin ser el propio, he tenido la infinita fortuna de conocer de cerca.

Al gremio médico le ha hecho falta reconocerse, articularse y empatizarse. Han tenido la libertad e iniciativa necesaria para constituir todas las organizaciones que han requerido para suplir cada una de sus necesidades, pero se dificulta admitir que el esfuerzo de unos pocos podrá tener repercusión positiva en todo el gremio y que, frente a esas posibilidades, la respuesta más sensata no es ponerse a la defensiva, sino tender la mano para que esos pocos sean muchos.

Les ha costado articularse, admitir que se obtienen mejores resultados cuando actúan de manera armónica y colectiva, reconocer la importancia de todas y cada una de las organizaciones del gremio para el bienestar de sus representados.

Aunque resulte curioso, a veces cuesta respetar la diferencia, pero también se dificulta mirarse hombro a hombro, en posición de iguales, sin escalafones ni castas al interior de una misma vocación y una misma tragedia laboral.

Sí, la situación del médico es trágica y el calificativo se enfatiza cuando el número de razones para explicar su infortunio laboral proviene en igual proporción de factores externos como internos.

La reacción hostil de un buen número de médicos frente a las reclamaciones laborales de otros gremios, dibuja claramente el sentimiento de frustración que acompaña, muy en silencio, a los médicos en su realidad laboral.

Los médicos no necesitan compararse, no hay lugar a ello cuando se tiene un claro concepto de la incidencia y relevancia de una actividad profesional en el día a día nacional.

Pero, cuando les han pisoteado lo suficiente como para sentirse degradados dentro de uno de los sistemas más importantes del país, entonces sienten la necesidad de que otros reconozcan el esfuerzo y dolor ajeno.

Como abogada y como ciudadana, apoyo y comparto todas las reclamaciones de naturaleza laboral que provengan de cualquier gremio o nivel socio económico, en particular cuando dichos intereses de reivindicación o mejoramiento provienen de las denominadas "profesiones élite", y la razón es una sola: son este tipo de profesionales los que demuestran tajantemente que la remuneración no implica por sí sola bienestar laboral, que son igual de importantes los incentivos y condiciones que compensan los riesgos que asumen, así como su participación real en la productividad y rendimientos de cualquier tipo de empresa.

Por supuesto que soy capaz de analizar de manera crítica aquellas reclamaciones en las que el actuar o las intenciones se dejan llevar por sentimientos y, en consecuencia, las pasiones nublan con frecuencia el camino justo y correcto; y con la misma claridad puedo ver que los médicos del país han sido formados para hacer cosas grandes, han sido formados para afrontar las peores tormentas y para romper las más grandes limitaciones.

¡Reconózcanse!  ¡Valórense! Retomen el significado de la palabra "colegaje".

Denle la espalda al ego y aprópiense del término "Dignidad". De un médico aprendí que el egoísmo tiene origen genético.

De muchos médicos he aprendido que la mejora de condiciones laborales no depende del número, sino de la fortaleza gremial.

Si hay un gremio que puede marcar la diferencia para todos los demás, es el de ustedes.  ¡Adelante!

(*) Abogada
http://www.asmedasantioquia.org/noticias/laborales/9707-abogada-invita-a-los-medicos-a-fortalecerse-en-la-unidad-gremial#