Sindicalismo
Tipografía

Comunicado al presidente Santos: Que cese ya la matanza de líderes regionales.



Ministro de Defensa y Fiscal deben renunciar..!!

La USO, junto a centenares de organizaciones sindicales y sociales, al igual que pronunciamientos de la Comunidad internacional, registramos ya un agotamiento por los comunicados que debemos hacer día tras día, semana tras semana, por los asesinatos de líderes regionales, de excombatientes de las FARC amnistiados y sus familias, y por los continuados “falsos positivos” de los organismos de inteligencia y el sistema judicial de bolsillo contra los luchadores sociales, sin que haya una reacción de la fuerza pública y la Fiscalía contra los asesinos.

Este 27 de Enero de 2018, en el Barrio Isla de la Paz, municipio de Buenaventura, dos sicarios desde una motocicleta le dispararon a la humanidad del líder popular Temistocles Machado, poniendo fin a su vida.
Temistocles desafortunadamente se convierte en uno más. El 31 de marzo de 2017 Carlos Negret, Defensor del Pueblo, denunciaba que “hay un fenómeno criminal contra la paz", ya que desde enero de 2016 habían sido asesinados 186 líderes sociales. Hoy, comenzando el 2018, pasan de 250 los dirigentes populares asesinados bajo la mirada indiferente y cómplice de las autoridades.

Este lamentable asesinato ocurre a pesar de las insistentes advertencias de las organizaciones nacionales e internacionales para proteger la vida de los líderes amenazados en Buenaventura los cuales participaron en el pasado paro cívico. El pasado 2 de Noviembre de 2017, la propia Defensoría a través del Sistema de Alertas Tempranas SAT, emitió el informe de riesgo número 047-17 en el cual, se alerta sobre el resurgimiento y fortalecimiento de dinámicas armadas en la zona rural del Distrito de Buenaventura. Ni la Fiscalía, ni Mindefensa, expertos en desviar las investigaciones sobre
líderes sociales asesinados, hicieron nada.

Temistocles fue uno de los líderes más comprometidos con la defensa de su territorio y de su comunidad que en su mayoría está compuesta por desplazados forzados de la violencia política de finales de la década de los 90 quienes llegaron procedentes del Rio Naya, luego de la masacre paramilitar del Naya.

Es inadmisible que en medio de un proceso de paz, del compromiso de descriminalizar la organización y movilización de los sectores sociales, esté ocurriendo un genocidio de semejantes proporciones, sistemático, calculado, agenciado desde el “clan de los trizas” que persisten en la guerra de hecho y no desmayan en entorpecer los anhelos de paz del país.

Ya está claro para la sociedad que desde la Fiscalía no habrá investigación, ni resultados judiciales; El grupo financiero AVAL coloco al fiscal con un solo propósito, engavetar las investigaciones a los “terceros comprometidos” en la financiación del paramilitarismo, precluir los procesos por corrupción de los ricos de este país, dejar en la impunidad los robos de Interbolsa, Reficar, de las raciones escolares para los niños en toda la costa Caribe, la caída del puente Chirajara y todas las obras de infraestructura de las 4G, etc. La justicia seguirá siendo para los de ruana, no hay jueces para los muertos de los pobres.

Exigimos la renuncia del Fiscal, por incompetente, por ser parte interesada a favor de los victimarios; exigimos la renuncia de Mindefensa, porque encubre al paramilitarismo, es incapaz de intervenir la alianza militar-paramilitar y está desviando las investigaciones sobre los asesinatos de líderes regionales.

Solicitamos a la comunidad internacional tomar en sus manos las garantías de seguridad a los líderes sociales de Buenaventura, exigir al gobierno el desmantelamiento de las organizaciones criminales que atentan contra la vida de sus pobladores y especialmente de sus líderes sociales, invitamos a la sociedad colombiana a movilizarnos masivamente por la vida, suena extraño esto, pero en Colombia el Estado no garantiza la vida a sus ciudadanos.

Unión Sindical Obrera de La Industria del Petróleo –USO
Comisión Nacional de Derechos Humanos y Paz –USO- Bogotá,
29 de enero de 2018.