Sindicalismo
Tipografía

Como es de conocimiento público, los violentos se han envalentonado y ejecutan una campaña sistemática de amedrentamientos, amenazas, desplazamientos y asesinatos de líderes sociales y sindicales; entre ellos, el magisterio colombiano, lo cual ha causado 360 muertos, miles de amenazados y desplazados en los dos últimos años.



El magisterio colombiano, fiel a sus tradiciones democráticas de defensa de la vida y de la paz, siempre ha reclamado a “La escuela como territorio de paz”, por cuanto en el caso de los maestros, la vida se ha convertido por cuenta de las diferentes violencias en una estadística de muerte con un registro de 1.087 homicidios; donde en un solo año se llegó a asesinar 74, como sucedió en el 2000. Indudablemente que con el cese del conflicto armado con las FARC y el gobierno, se han reducido significativamente estas cifras aunque no sin antes haber impactado dramáticamente a la mayoría de nuestras filiales 

Exigimos al Gobierno Nacional, garantías para el ejercicio de la labor docente y sindical; así como la lucha por mejores condiciones de vida que han asumido con entusiasmo los colombianos. A la Procuraduría General de la Nación y la Defensoría del Pueblo, incidir para que estas exigencias de la Federación sean atendidas.

De otra parte el gobierno del presidente Santos viola los acuerdos pactados con ocasión de varios paros del magisterio apoyados por la comunidad educativa y la opinión pública, dentro de los cuales se destacan los de 2015 y 2017, donde el Estado hubo de negociar avances en los derechos laborales de los maestros y, lo más importante, una reforma estructural a la financiación de la educación pública para resolver, con un aumento de recursos, las carencias existentes en infraestructura, alimentación, transporte, preescolar de tres grados.

No convoca la tercera cohorte de ascenso de los docentes del 1278, como tampoco lo hace con el curso de la segunda cohorte, congelando con ello el derecho a ascender que está pactado en los acuerdos y contemplado en la norma. No obstante, los falsos embellecimientos que a los servicios de salud se le hacen desde el gobierno, los docentes y sus familias ven día a día negados sus derechos a la salud y a la vida con la complacencia de la Ministra de Educación y la presidenta de la Fiduprevisora. Los docentes no tienen seguridad y salud en el trabajo pese a que hay normas y convenios que el gobierno se dedica a incumplir. Se han expedido protocolos para la evaluación de desempeño con el objetivo de generar inestabilidad laboral para cumplir las órdenes del BID de disminuir la planta de personal.

Los maestros colombianos hemos defendido el patrimonio público, somos testigos de los efectos nefastos de la corrupción que se ensaña en los planes de alimentación escolar, las construcciones escolares y en otras inversiones. Por eso, nuestro rechazo se va expresar de manera contundente el próximo 26 de agosto en la Consulta Anticorrupción marcando sí a las 7 preguntas

Frente a este cúmulo de situaciones señaladas, llamamos al magisterio colombiano, a los padres de familia, los estudiantes y la ciudadanía en general, a trabajar y organizar conjuntamente con Fecode la lucha por la defensa de la educación pública, administrada y financiada por el Estado, a movilizarnos contra los violentos y en defensa de la vida; le exigimos al Gobierno nacional las garantías para la salvaguarda de la vida y para el ejercicio de la labor docente y sindical.

Frente a este cúmulo de situaciones señaladas, llamamos al magisterio colombiano, a los padres de familia, los estudiantes y la ciudadanía en general, a trabajar y organizar conjuntamente con Fecode la lucha por la defensa de la educación pública, administrada y financiada por el Estado, a movilizarnos contra los violentos y en defensa de la vida; le exigimos al Gobierno nacional las garantías para la salvaguarda de la vida y para el ejercicio de la labor docente y sindical.