Sindicalismo
Typography

Bogotá.-Mediante un documento público la Federación Sindical Mundial FSM -Colombia, denuncia la política antisindical, anti-laboral y contraria a los intereses nacionales impartida por esta compañía, cuya empresa matriz está en los Estados Unidos. La FSM condena la política de despidos masivos de trabajadores y hace un llamado a los trabajdores colombianos a brindar apoyo y solidaridad a los trabajadores de esa compañía transnacional.



Comunicado de la FSM:

Agosto 8 de 2019

GENERAL MOTORS –COLMOTORES- de COLOMBIA, viene agenciando una política antisindical, anti-laboral y contraria a los intereses nacionales. Esta empresa matriz en los EEUU se ha propuesto despedir a 14.000 trabajadores y cerrar 5 plantas a nivel mundial.

En Colombia la transnacional se ha ensañado con los trabajadores antiguos y enfermos,  producto de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales; solicitó autorización al  Ministerio del Trabajo, para despedir 103 trabajadores directos y de forma anticonstitucional  los autorizo, violando el debido proceso de defensa, pese a que Colmotores tiene 300  trabajadores subcontratados ilegalmente con empresas tercerizadoras, practica ésta que  fue sancionada por el Gobierno anterior, pero que la empresa no ha cumplido.

La actual presidencia de la empresa viola los derechos laborales y sindicales de los asociados en los sindicatos y en general, de toda la planta de personal, pues en forma abusiva suspendió el pago y cumplimiento de los auxilios educativos, auxilios para medicamentos y medico de los familiares de sus asalariados, las primas extralegales, permisos sindicales, entre otros derechos convencionales.

Nuestra Federación Sindical Mundial, como legítima organización de obreros, campesinos, trabajadores, empleados y en general, explotados por el gran capital nacional y transnacional en nuestro país; pone en conocimiento de que hemos acudido al Mintrabajo, en el norte de la ciudad en solidaridad con las movilizaciones y denuncias de los compañeros afectados y sus Organizaciones Sindicales.

Esta política liquidadora de la poca base industrial Colombiana está pactada por los gobiernos entreguistas en los tratados de libre comercio TLC y la famosa  flexibilidad laboral, agenciada políticamente por los sectores más reaccionarios de la política Colombiana y particularmente el Centro Democrático y su presidente Álvaro Uribe Vélez.

La transnacional automotriz de esta forma utiliza también los despidos y la persecución laboral y antisindical, como un mecanismo para liquidar las organizaciones sindicales, poder acumular mayores ganancias y competir con las economías Asiáticas, particularmente la China; país con el cual viene desarrollando una ruinosa guerra comercial, de la cual se perjudican las economías nacionales más pequeñas y sobre todo el empleo y los ingresos de los trabajadores.

Al paso que damos toda nuestra solidaridad a los compañeros, pedimos al pueblo Colombiano y particularmente al Bogotano apoyar a los trabajadores y sus familias, que sin su apoyo perderán sus ingresos.

Los invitamos también a estar atentos a las convocatorias que hagan los compañeros de SINTRAIME y SINTRAGMCOL, para salir inmediatamente a las acciones de solidaridad y denuncias que se requieran.

¡ABAJO LA POLÍTICA ANTISINDICAL, ANTILABORAL Y ANTINACIONAL DE G.M. COLMOTORES!
¡VIVA LA UNIDAD OBRERO, CAMPESINA Y POPULAR!
FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL “F.S.M. COORDINACIÓN BOGOTÁ CENTRO