Sindicalismo
Typography

Después de Colombia y Guatemala Honduras es el tercer país de América Latina con la mayor cantidad de agresiones a sindicalistas. Este lamentable “record” fue ratificado por la OIT en la 108° Conferencia Internacional del Trabajo.



La “Red contra la Violencia Antisindical” surgió en Honduras en el 2015 precisamente por el alto grado de violencia e impunidad contra el sector sindical, y ha venido documentando, acompañando y denunciando la violencia antisindical.

En su último informe, la Red señaló 47 casos. Las principales agresiones tienen que ver con despidos de sindicalistas, amenazas de muerte, procesos de criminalización, secuestros y asesinatos.

Entre 2015 y 2018 se han registrado 109 casos de violencia antisindical, entre ellos 7 asesinatos y una desaparición forzada, entre los cuales están:

La agresión contra los hermanos Moisés y Misael Sánchez del Sindicato de Trabajadores de la Agroindustria y Similares (STAS), el asesinato de Héctor Martínez Motiño, presidente de la seccional seis del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (SITRAUNAH), y el secuestro y desaparición de Donatilo Jiménez, presidente de la seccional tres del SITRAUNAH en el Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico.

También se construyen falsos positivos para criminalizar a los sindicalistas por parte de la justicia burguesa al servicio de la narco-dictadura:

El caso de José Armando Flores, presidente del Sindicato de Trabajadores del Sistema Sanitario del Oriente (SITRASAO), quien fue amenazado de muerte y luego procesado por injuria y calumnia.

Luego del golpe de Estado en el 2009 que derrocó a Manuel Zelaya (dirigido por EEUU y apoyado por su ministerio de colonias, la OEA) 19 docentes fueron asesinados. También se denunció la violación sexual de 54 mujeres, y otros tres mil crímenes cometidos por las Fuerzas Armadas, que permanecen en la impunidad.

Las organizaciones sociales han sido golpeadas por la represión, y no se respeta la vida de los líderes sociales. El 2 de marzo de 2016 fue asesinada la combativa defensora y dirigente indígena, Berta Cáceres.

La migración va en aumento sin que los medios de comunicación hablen de “la crisis migratoria de Honduras”, como hacen a diario con Venezuela.

Desde Honduras miles de personas han migrado a los EEUU para escapar de la pobreza e inseguridad, y la narco-dictadura, en lugar de sentir vergüenza por su incapacidad de generar oportunidades de trabajo y evitar la migración, se enorgullece y celebra las remesas.

La violencia y criminalidad han crecido exponencialmente, aunque las estadísticas oficiales se esfuerzan en hacer creer a la población que los homicidios han bajado (¿suena conocido?)

El sector Hondureño donde más se reportan casos de violencia antisindical es el sector agrícola, 77 % (por ciento), seguido por el sector público y la maquila 23 %.

A través de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH), la Red ha tenido representantes en las últimas dos Conferencias de la OIT, logrando que Honduras fuera incluida en la lista de los países que no respetan los convenios y libertades laborales, por la violación del Convenio 87 relativo a libertad sindical y protección al derecho sindical. A raíz de eso, la OIT pidió crear una comisión de violencia antisindical para investigar cada uno de los casos.

“Estamos en el proceso de creación de esta comisión. Las centrales sindicales ya nombraron a sus representantes y esperamos que las otras partes hagan lo mismo. Es necesario y urgente investigar todos estos casos para acabar con la impunidad”, asegura Jorge Hernández, representante de la Red.

Se ha comprobado que Juan Orlando Hernández (JOH), el dictador que llegó a la presidencia de Honduras, gracias al fraude, con el respaldo del gobierno norteamericano, financió su campaña electoral con dineros del narcotráfico.

La fiscalía del distrito sur de Nueva York desclasificó el pasado 2 de agosto un nuevo documento que señala a JOH de recibir dinero del narcotráfico para su campaña, a cambio de proteger capos vinculados al negocio de la cocaína.

En el documento de 49 páginas los funcionarios de Justicia señalaron a JOH como co-conspirador junto a su hermano, Juan Antonio Hernández, y el expresidente Porfirio Lobo, en el marco de una asociación ilícita para consolidar el control político en Honduras con fondos provenientes de la venta de drogas.

En 2017 el hijo de Lobo, Fabio Lobo, fue condenado en EEUU a 24 años de prisión por tráfico de drogas, y el año pasado fue capturada su esposa por desvío de fondos equivalentes a 700.000 dólares.

El documento que complementa otros escritos de una corte federal señala que JOH recibió $1.5 millones de dólares para su campaña.

JOH, al igual que Alvaro Uribe en Colombia, se hizo reelegir manipulando la ley, pero para ello necesitó un monstruoso fraude.

Expertos de la propia OEA, tuvieron que reconocer que hubo un “cambio repentino” en el recuento de votos, cuando se había escrutado un 68 %, y dijeron: “las diferencias son demasiado grandes para ser generadas por el azar y no son fácilmente explicables, lo que plantea dudas sobre la veracidad del resultado general”.

Sin embargo JOH recibió el apoyo de Donald Trump y Almagro, el sicario general de la OEA, guarda cómplice silencio con el narco-dictador Hondureño, mientras en la frontera colombo-venezolana ha invitado a la guerra afirmando:

“No se puede descartar una intervención militar contra el Gobierno de Nicolás Maduro”.

Una intervención que daría paso a los horrores de una guerra fratricida, con destrucción y muerte en ambos países, y grandes sufrimientos para ambos Pueblos.

JOH quien ha sumido a Honduras en la miseria, limita las libertades políticas, pisotea los Derechos Humanos, no reconoció la elección de Nicolás Maduro en Venezuela, alegando que su elección era “ilegítima”.

La lucha de clases en Honduras se agudiza a un ritmo acelerado. El tirano continúa reprimiendo violentamente las protestas pacíficas del Pueblo Hondureño.

Al solidarizarnos con la justa lucha del Pueblo encabezado por el Partido Libertad y Refundación, encabezado por Manuel Zelaya, exigimos que el Narco-gobierno tiránico y usurpador renuncie.

Fuentes:
https://www.rebelion.org/noticia.php?id=260161
http://www.pacocol.org/index.php/noticias/internacional/9048-narco-dictadura-hondurena-debe-renunciar
https://www.pacocol.org/index.php/noticias/internacional/6163-honduras-golpe-de-estado-y-fraude-electoral-fueron-apoyados-por-la-oea