Solidaridad
Tipografía

Cuba señaló hoy su interés de incrementar el comercio y los negocios con los países de la Comunidad del Caribe (Caricom), sobre la base de la complementariedad y el reconocimiento de las asimetrías.



El pronunciamiento fue hecho por el titular del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), Rodrigo Malmierca, durante la V Reunión Ministerial Caricom-Cuba, cuya sesión transcurrió en el capitalino hotel Habana Libre.

Durante el último año, el intercambio comercial creció un 98 por ciento al totalizar 126 millones de dólares, lo cual expresa la voluntad política de desarrollar los nexos, pero esas cifras no son suficientemente importantes frente al potencial existente, evaluó el representante gubernamental.

Según destacó, durante 2016 también aumentaron las misiones empresariales de naciones del Caricom a Cuba, entre las que estuvieron las procedentes de Barbados, Haití, Antigua y Barbuda, Guyana y San Cristóbal y Nieves.

Distintas compañías valoran las posibilidades de establecer negocios en el territorio de la Mayor de las Antillas, al amparo de las ventajas ofrecidas por el nuevo marco regulatorio para la inversión extranjera, refirió.

Desde el gobierno, observó Malmierca, podemos crear un ambiente favorable para los negocios, pero son los empresarios quienes llevan esas iniciativas a vías de hecho, por lo que resulta fundamental incentivar los contactos entre esas entidades.

El titular del Mincex exhortó a fomentar los lazos comerciales en ramas como agricultura, turismo e industria, y apreció la posibilidad de fomentar el multidestino en los viajes por el Caribe, donde 'no somos competidores', dijo.

La terminal de contenedores en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (en el occidente de Cuba) -consideró el Ministro- puede favorecer la dinamización del movimiento de mercancías en la región y contribuir al desarrollo de encadenamientos productivos, estimó.

Al decir de Malmierca, las dificultades económicas actuales obligan a reforzar la sostenibilidad de los proyectos de cooperación por la vía de la racionalidad y la eficiencia, orientando las iniciativas hacia las áreas de mayor impacto.

Además, resulta vital la gestión de financiamientos externos provenientes de donantes interesados en apoyar proyectos Sur-Sur, así como instituciones financieras regionales, subrayó.

Para enfrentar con éxito los desafíos por delante, opinó, también debe avanzar la articulación entre mecanismos como Petrocaribe, la Asociación de Estados del Caribe y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América.

De acuerdo con el Ministro, Cuba mantendrá su colaboración solidaria con las naciones de Caricom, en esferas claves como salud.

La ayuda a Haití, confirmó, seguirá siendo una prioridad, allí prestan servicios actualmente 689 colaboradores cubanos, el 92 por ciento de ellos en labores de la salud.