Solidaridad
Tipografía

Israel Viola, asesina y roba pero siempre se declara “la víctima”. El pasado 23 de marzo terminó el 37° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Se emitieron 42 resoluciones, dentro de las cuales 5 hacen referencia a la ocupación de Palestina y los crímenes cometidos por Israel contra el pueblo palestino.



Las resoluciones le piden cesar sus  atrocidades, represiones y planes expansionistas en los territorios ocupados.

Una de las exigencias solicita imponer un embargo internacional de armas, y otra demanda a Israel que se retire de los altos del Golán Sirio, usurpado tras la guerra de junio de 1967.

¿Cuál fue la postura israelí? La amenaza, el chantaje y como siempre se declaró “víctima”.

El embajador israelí ante la ONU, Danny Danon, amenazó que las resoluciones tendrán ‘consecuencias’.

Afirmó que las medidas “son hipócritas y resultarán en un daño irreparable a la causa de quienes verdaderamente están preocupados por las violaciones de los derechos humanos en el mundo”.

¿Estas palabras significarán, por ejemplo, que invadirá aquellos países que no se sumen a su cruzada genocida contra el Pueblo Palestino?

Danon dijo: “Estamos trabajando estrechamente con nuestros amigos y aliados, y juntos vamos a poner fin a lo absurdo que representa este Consejo”

La voz de su aliado y padre putativo no demoró en llegar, la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley calificó de “idiota” al ente internacional y amenazó con abandonar el organismo, que parece no quiere obedecer tan ciegamente como hace algunos años.

El régimen israelí ha calificado al Consejo de Derechos Humanos de la ONU como una “farsa, devenido en una plataforma manipulada por dictaduras”. Confirmando que para el sionismo el mundo es al revés.

Las resoluciones de la ONU le han pedido devolver los territorios palestinos usurpados. Detener la construcción de asentamientos y la instalación de cientos de miles de colonos extremistas. Permitir el retorno de los refugiados y sobre todo detener los crímenes de guerra.

Pero, lo más probable, es que sea Israel, con el respaldo del imperialismo y algunos países sin dignidad, quienes presenten una Resolución de condena contra Palestina, o contra las instituciones que le exigen el fin de los crímenes de lesa humanidad.

 No se vislumbra castigo para esta versión en Oriente Medio del apartheid sudafricano. Una realidad brutal, para aquellos que la padecen a costa de su muerte y destrucción, resultado de la implementación de la “solución final”, en versión sionista, contra el Pueblo Palestino, para reemplazar a su población originaria por judíos traídos de todas partes del mundo.

La Gran Marcha del Retorno exige el cumplimiento de la Resolución 194 de la ONU (derecho al retorno a sus hogares) y durará 6 semanas.

La convocatoria de los organizadores es clara: “Estamos hartos de esperar y vamos a retornar. Será una marcha pacífica de principio a fin. No llevaremos armas, no dispararemos balas y no arrojaremos piedras”.

La Resolución 194 de la ONU, (11 de Diciembre de 1948) en su artículo 11 dice que la Asamblea General:

“Resuelve que debe permitir a los refugiados que lo deseen regresar a sus hogares lo más pronto posible y vivir en paz con sus vecinos, y se deben pagar indemnizaciones a título de compensación por los bienes de aquellos que decidan no regresar a sus hogares y por todos los bienes que hayan sido perdidos o dañados, en virtud de los principios del derecho internacional o en equidad, la pérdida o el daño debe ser reparado por los gobiernos o autoridades responsables.”

Pero la Marcha ha recibido una sangrienta represión, que el primer día dejó 17 muertos y más de 1.500 heridos.

Pero como la propaganda sionista ha convertido a Israel en víctima, y los medios de comunicación internacional minimizan la información, el mundo no parece enterarse de la masacre, que tendría primeras planas en periódicos y televisión si los hechos hubieran ocurrido en Venezuela.

Pero ya que la sola sospecha de que el Gobierno Ruso pretendía matar a un ex espía y su hija provocó la expulsión de 143 diplomáticos Rusos... nos tenemos que preguntar:

¿Cuántos diplomáticos del régimen Israelí serán expulsados, por el asesinato a bala de Palestinos en la Franja de Gaza el 30 de marzo de 2018?

Es necesario impulsar el boicot contra el Apartheid israelí (BDS), una campaña global no violenta y antirracista, para obligarle a respetar la legalidad internacional.

El sábado 14 de abril se realizará un Acto cultural en Bogotá, de apoyo al Pueblo Palestino y a BDS, a las 3 pm, en Teatrova, Calle 24 # 4ª-16.

Fuentes:
https://www.rebelion.org/noticia.php?id=239758
http://www.hispantv.com/noticias/opinion/372601/comunidad-israel-netanyahu-crimenes-conflicto-palestinos
http://www.rebelion.org/docs/239760.pdf
https://www.rebelion.org/noticia.php?id=239761
http://www.juventudrebelde.cu/internacionales/2018-03-31/nuevas-protestas-palestinas-tras-sangrienta-represion-israeli
http://pacocol.org/index.php/noticias/solidaridad/4350-el-pueblo-palestino-no-esta-solo-videos