Solidaridad
Tipografía

Las organizaciones convocantes y participantes en el II Encuentro Colombiano de Solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela, realizado en Bogotá los días 27 y 28 de septiembre, de 2018, con el objetivo de estrechar lazos de Amistad y Solidaridad con el Gobierno y Pueblo Venezolano en el continuo batallar por su autodeterminación, hemos decidido publicar la siguiente.



DECLARACIÓN

RECHAZAMOS la grave amenaza contra la paz nacional y regional que estamos viviendo por cuenta de la obstinada política desarrollada por el gobierno nacional, en cabeza del Presidente Iván Duque, el Ministro de Relaciones Exteriores Carlos Holmes Trujillo, y los embajadores Francisco Santos y Alejandro Ordóñez, quienes haciendo coro al Presidente Donald Trump, se empecinan en desestabilizar la República Bolivariana de Venezuela, promoviendo acciones combinadas, como el bloqueo económico, la congelación de recursos importantes para el funcionamiento del país, auspiciando actos de saboteo al interior del territorio llamadas “guarimbas”, el saqueo de los alimentos, las medicinas, y el combustible, y la compra de la moneda escaseando el circulante del Bolívar, y así generar mediante el llamado “Dólar Today”, una inflación inducida; lo cual ha provocado grandes sufrimientos al Pueblo Venezolano e inmensas dificultades al Gobierno del Presidente Nicolás Maduro, que desarrolla medidas contundentes para abortar tan abominable y siniestro plan orquestado por el Imperio y aúlicos como el gobierno colombiano.

LAMENTAMOS que no contentos con el resultado de tan nefasto plan, por informaciones de la prensa e investigaciones de las autoridades venezolanas, se vean relacionadas autoridades colombianas, chilenas y mexicanas, con el intento de asesinato del Presidente Nicolás Maduro, y la cúpula de su gobierno, crimen que de haberse concretado habría creado un escalonamiento de la violencia como la que hoy vive Libia, totalmente destruida y dividida en cuatro territorios, todos enfrentados. Por fortuna la acción terrorista no logró su objetivo y las autoridades venezolanas gozan de plena salud y continúan construyendo de manera soberana la Patria Libre, de Bolívar y Chávez.

REPUDIAMOS con total contundencia que el Gobierno y el Pueblo de la República Bolivariana se encuentren asediados por una real amenaza de intervención militar, en la cual actúa como instrumento fundamental el gobierno de Colombia, y como principal promotor el propio Presidente IVAN DUQUE, con la idea que si actúa así, logrará más reconocimiento del gobierno del Presidente Donald Trump, sin prevenir que una guerra con el vecino país, puede abrir una confrontación sin precedentes, que involucraría a todo el continente Sur Americano, con impensables consecuencias y generando terribles pérdidas en vidas y destrucción material en ambos países. La euforia del MILITARISMO no puede detenerse e impedirse cuando el conflicto militar inicia.

Donde EEUU interviene militarmente, causa desolación y fragmentación territorial, es la experiencia histórica cercana de las guerras promovidas por las administraciones de la Casa Blanca en IRAK, AFGANISTAN Y SIRIA.

CONDENAMOS la “Operación UNITAS” que se desarrolló en el Caribe Colombiano con la participación de las armadas de Argentina, Brasil, Canadá, Costa Rica, Ecuador, Honduras, México, Panamá, Reino Unido, República Dominicana, Estados Unidos y Colombia. Son preparativos militares de invasión imperialista contra la hermana República Bolivariana de Venezuela.

SALUDAMOS con entereza la iniciativa del Gobierno Bolivariano de convocar a sus conciudadanos a que de manera libre regresen a su país, donde podrán ayudar a consolidar su modelo económico, político y social, así como beneficiarse de los programas sociales: la gratuidad en la salud y la educación desde el Jardín hasta la Universitaria, la vivienda para las familias más necesitadas y vulnerables, entre muchos otros beneficios que nunca serán atendidos y garantizados a sus propios Pueblos por los gobiernos neoliberales, e igualmente las medidas económicas y financieras implementadas por el Gobierno Bolivariano a través del PETROcoin, como moneda de cambio y respaldada por el precio internacional del petróleo.

INSTAMOS a que, en lugar de auspiciar acciones desestabilizadoras y terroristas, el gobierno colombiano se preocupe por el retorno de los cerca de 8 desplazados internos, colocar fin al asesinato sistemático de líderes sociales, delitos de lesa humanidad, que deberían ser investigados por la Corte Penal Internacional, ante la impunidad, lentitud, y el silencio de la justicia de nuestro país.

EXHORTAMOS a las fuerzas democráticas del continente a dar toda la solidaridad a las naciones hermanas de Nicaragua, Cuba y Bolivia que han estado presentes en este encuentro y apoyo a la lucha de los Pueblos de Costa Rica, Argentina, Honduras y otros.

ALENTAMOS los cambios que se anuncian, consolidando con el compañero Haddad toda la heroica lucha de Lula y Dilma en Brasil, y el triunfo que habría de consolidar los procesos democráticos y progresistas con la presidencia de López Obrador en México.

DESEAMOS que a partir de este II Encuentro Colombiano de Solidaridad con Venezuela, se adelante el trabajo en la constitución del Movimiento de Solidaridad con los Gobiernos y Pueblos de los países que integran el ALBA, y los demás países que bajo el principio de autodeterminación de los Pueblos buscan la construcción de gobiernos progresistas para beneficio de la gente.

LLAMAMOS a todo el Pueblo Colombiano a rechazar tamaña aventura militarista contra Venezuela, y a la vez exigir al gobierno: No a la Guerra y Sí a la Paz en nuestro país y Suramérica; nuestro Pueblo no merece repetir la historia del conflicto interno de más de 50 años.

¡Fuera de Colombia las siete bases militares gringas!

Dado en Bogotá, Colombia, a los 28 días del mes de septiembre de 2018