Solidaridad
Tipografía

Extractos de tres discursos. 10 de abril de 2017.




1- Jennifer Bello .Presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria de Cuba (FEU)
 
“La historia de Nuestra América nos ha demostrado que el proceder de la mal llamada Organización de Estados Americanos (OEA) siempre ha sido el mismo.

 “Repudiamos los planes golpistas que generados por la oposición incluyen la violencia en las calles y ataques a unidades militares, con el fin de generar un escenario propicio para la intervención militar extranjera y destruir la Patria de Bolívar y Chávez.

 “La OEA desde su origen ha estado al servicio de los intereses imperiales, cumpliendo su misión como ministerio de colonias, y ahora como tribunal inquisidor, atacando desde la política y desde los medios de comunicación a los gobiernos progresistas de la región, con el fin de provocar su satanización frente a la comunidad internacional.

 “Desde Cuba conocemos muy bien su estrategia, la dignidad e historia de este pueblo hizo que un día saliéramos de la OEA y nunca más regresaremos.

 Queremos decirle a usted Presidente Maduro y al Pueblo venezolano que estamos con ustedes, que la lucha continúa. ¡Quien se levante hoy con Venezuela se levantará para todos los tiempos! Toda nuestra fuerza moral y revolucionaria para el Presidente Maduro y el pueblo venezolano.
 
¡Viva la Revolución Bolivariana de Venezuela!
¡Viva la Paz en Nuestra América! (Aplausos.)

2- Ulises Guilarte de Nacimiento, (CTC)
 Para la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y los sindicatos constituye motivo de infinito compromiso ratificar el apoyo incondicional y la solidaridad internacionalista y revolucionaria de los trabajadores cubanos, con la respuesta contundente y enérgica que viene dando el pueblo venezolano y el gobierno legítimo del Presidente obrero Nicolás Maduro Moros en defensa de su soberanía, su independencia y su autodeterminación, trinchera en la que se pelea no solo por la dignidad de Venezuela, sino por la de toda Nuestra América.
 
Ante esta nueva provocación nos corresponde, conducidos por las ideas y el ejemplo que nos legaron Chávez y Fidel, continuar el indetenible avance por conquistar un mundo mejor donde tengan voz, esperanza y dignidad los que fueron históricamente excluidos; ello es hoy no solo una aspiración legítima de la región, se ha convertido en una necesidad impostergable.
Fidel nos enseñó que solo los que luchan y no se rinden tienen derecho a triunfar. Hoy el glorioso pueblo venezolano en su combate contra estas maniobras injerencistas tiene que sentirse orgulloso de la victoria diplomática, política y también moral que ya ha alcanzado, demostrando la fuerza de la verdad con hechos y realizaciones que sustentan la unidad cívico militar, bajo la dirección del compañero Maduro y que se expresa en las medidas adoptadas para consolidar la democracia y el respeto a los derechos humanos en medio del enfrentamiento a la desleal guerra económica que desafían todos los días.

Nuestra región se encuentra bajo los efectos de una fuerte y articulada ofensiva imperialista contra los gobiernos progresistas, donde tratan de recuperar espacios perdidos en su política de dominación e implementación del modelo neoliberal con su secuela de empobrecimiento, discriminación y pérdida del empleo de grandes masas de trabajadores, además del no reconocimiento a la sindicalización y la negociación colectiva.

La solidaridad entre los pueblos de Nuestra América sigue siendo el sustento de los valores y principios que nos unen.

Bajo esta premisa, el próximo Primero de Mayo, Día del proletariado mundial, los trabajadores, junto a todo nuestro pueblo, patentizarán en el desfile por plazas y avenidas su repudio a los actos de violencia generados en Venezuela por los sectores de la oposición y alzarán las banderas de la paz, el diálogo y la defensa de todas las causas justas de la región.

¡Viva la solidaridad inquebrantable entre Cuba y Venezuela!


3- Nicolás Maduro Moros. Presidente de la República Bolivariana de Venezuela

Nos alegra mucho estar en la patria cubana y recibir, como siempre, todas las expresiones de fraternidad y de amistad verdadera, porque el aprecio y el cariño entre cubanos y venezolanos es amor de verdad, es cariño de verdad, es solidaridad compartida desde la verdad de nuestra historia.

 Les doy muchas gracias a la Presidenta de la FEU y al Secretario General de la CTC de Cuba por la fuerza de sus palabras, por el apoyo de la juventud y la clase obrera cubanas.

 Sobre todas las tierras americanas de nuestro hemisferio hasta el siglo XIX solamente se conoció colonialismo, esclavismo, racismo, explotación. Tres siglos de dominación, de colonialismo, de exterminio absoluto de las poblaciones aborígenes que marcaron nuestra historia, nuestra sangre; tres siglos de esclavismo, donde trajeron a nuestros abuelos africanos, es uno de los episodios históricos más horrorosos que no debemos olvidar ni dejar que las generaciones del futuro olviden jamás.

 
Así que esta lucha no ha sido corta, esta lucha no será corta,  todo el camino andado hasta ahora de reivindicación, de dignidad.

El siglo XX, sin lugar a dudas fue el siglo de la irrupción del imperialismo estadounidense.

La política de las cañoneras, la política del garrote y la zanahoria, más del garrote que de la zanahoria; un siglo XX que fue siendo testigo de cómo se enlazaban las antiguas oligarquías, muy corrompidas, de cada uno de nuestros países con los intereses de dominación económica, política, geopolítica de nuestra región por parte de la élite imperialista que siempre ha dirigido el destino de los Estados Unidos de América desde su propia fundación.

La Conferencia de Bogotá de 1948 fue el paso fundacional de la organización que le iba a servir a la élite imperial de EE.UU como instrumento de legitimación de su dominio político, económico y militar sobre toda nuestra región latinoamericana y caribeña.

 En 1948, un día como ayer, se conmemoró en toda la América, sobre todo en Colombia, los 69 años del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, gran revolucionario colombiano, gran bolivariano de su tiempo, inolvidable evento histórico que quedó conocido como El Bogotazo, pero realmente fue el colombianazo, fue el inicio de un período siniestro para la historia de Colombia y de nuestra América del Sur.

El 9 de abril, con el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán y todas las fuerzas de esperanzas, de liderazgo para redimir a los pobres de nuestra hermana Colombia, se inició en Colombia el más largo ciclo de violencia política, de intolerancia ideológica, de represión que jamás se hay conocido en la América Latina en ninguno de los países que hoy están aquí presentes.
 
Allí estuvo Fidel en ese “bogotazo”, joven estudiante había ido a participar del Congreso Latinoamericano de Estudiantes de la América, con la idea de confederar a todas las organizaciones para oponerse ya a la fundación de la OEA, con la idea martiana de oponerse al panamericanismo como negación del bolivarianismo.
 
Como dicen los poetas, aún caliente estaba el cadáver de Jorge Eliécer Gaitán, líder del pueblo colombiano, cuando la Conferencia Panamericana de Bogotá fundó la OEA sobre el más bochornoso hecho de represión y masacre que se había conocido en la historia de Colombia y de nuestra Suramérica.
 
La OEA nació de esa confrontación, nació de la confrontación del surgimiento siempre renovado de liderazgos y proyectos de nuestra América, representados en un Jorge Eliécer Gaitán, martirizado un 9 de abril de 1948, y representado también en la alianza de las oligarquías, siempre subordinadas a las élites imperiales de EE.UU que se impusieron siempre por la vía del chantaje, la coacción o la violencia directa.
 
A Cuba la mantienen en la OEA acosada a discursos, a reuniones, y la palabra de Cuba a pesar de la aparente soledad, fue la referencia moral, la voz, la fuerza de rebeldía que América necesitaba para saber que sí se podía enfrentar al imperialismo, que sí se podía derrotar al imperialismo y que había un pueblo lleno de esa fuerza: el Pueblo Cubano.
 
Yo no dejo de sentir como ser humano, como revolucionario una admiración gigantesca por Fidel, por Raúl y por este grupo de hombres y mujeres que supieron enfrentar esos tiempos históricos con dignidad (Aplausos), con sabiduría, con firmeza, con valentía, y no dejaron bajo ninguna circunstancia caer la bandera de dignidad de la Cuba revolucionaria.
 
La fuerza del ALBA con la unión de nuestros pueblos centroamericanos, caribeños, suramericanos, con 13 años ya de realización práctica de la palabra solidaridad, de la palabra complementariedad (…) es la fuerza de todos.
 
El ALBA ha sabido crear sus propios caminos. Si la OEA en 69 años está marcada por el dolor, la muerte, la sangre de invasiones, golpes de Estado, si está marcada por el espíritu de la división nuestra-americana, de la subordinación del esclavismo; la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, en apenas 13 años, está marcada por la fuerza maravillosa de la solidaridad, de la unión en acción, de la unión práctica.
 
Bajo el abrazo y la sombra del ALBA se han alfabetizado más de 4 millones de latinoamericanos y caribeños en los últimos 10 años. Bajo el abrazo del ALBA y la ciencia médica cubana y albista se han operado y han rescatado su vista en la Misión Milagro, creada por esos dos cristianos, Hugo Chávez y Fidel Castro, más de 4 500 000 latinoamericanos pobres.
 
Bajo el abrazo del ALBA y la ciencia médica cubana y la ciencia médica latinoamericana, creada y formada en la Escuela Latinoamericana Salvador Allende, se han desplegado más de 50 000 médicos en los campos y ciudades de toda América Latina y el Caribe (Aplausos).
 
Bajo la fuerza del ALBA se creó PETROCARIBE, que protege a 18 Estados del Caribe, le ha asegurado la estabilidad energética, fiscal y financiera.
 
¡Aquí está el ALBA de pie, unida, incansable, trabajando por el desarrollo común! (Aplausos).
 
Venezuela está en la mira desde hace tiempo, desde la llegada de la Revolución Bolivariana y el surgimiento de ese liderazgo que lo cambió todo en nuestra patria y que movió y cambió todo en nuestra América: nuestro Comandante Hugo Chávez.
 
El Comandante Chávez, por el sistema electoral de la democracia burguesa que nosotros heredamos, ya para el año 2001, había ganado en línea, ocho elecciones, incluyendo todo el proceso popular constituyente, que dio el nacimiento de la Constitución más democrática y de mayor carácter popular de toda la historia de Venezuela.
 
Esta Constitución se hizo de la palabra, de la letra, del espíritu y del pensamiento del pueblo de Venezuela por primera vez en la historia y fue aprobada en consulta de referendo por más del 76% de los votos populares.
 
A estas oligarquías, a estos imperios no les importan elecciones, no les importa legitimidad, no les importa democracia, lo que les importa es el poder y las riquezas de los países. ¡Que nadie se llame a engaño! Por ahí hay una izquierda cobarde a la que le da miedo y le tiemblan las piernas cuando recibe una llamada en inglés de algún embajador, y no tarda un segundo para sumarse ante hechos desconocidos para condenar a Venezuela y decir: “¡Golpe de Estado en Venezuela!”
 
Sí, golpe de Estado en Venezuela hubo hace 15 años contra el Comandante Chávez y lo dieron la oligarquía y los gobiernos de derecha de entonces. ¡Golpe de Estado estamos enfrentando en este momento y estamos derrotando en Venezuela! Claro que sí, pero lo está dando la derecha oligárquica, subordinada a los intereses de EE.UU (Aplausos).

Un documental: “Puente Llaguno, clave de una masacre”,  explica muy bien lo que fue el guión que se montó y que justificó el golpe de Estado que el pueblo logró contener y revertir.
 
Hay quienes dudan todavía de que el imperio norteamericano exista y creen que solamente es un recurso oratorio o retórico para el discurso revolucionario y para buscar un aplauso.

Para quien lo dude, existe un imperio con instituciones poderosas, con un proyecto de dominación mundial, con un Pentágono, con un Departamento de Estado, con una CIA, con una NSA, con una idea loca, de dominación del mundo; bueno, loca para nosotros, ¿no?, que aspiramos a un mundo de hombres y mujeres libres, iguales, felices, sencillos.
 
El racismo tiene raíz ideológica, las clases dominantes del mundo a nosotros nos ven como inferiores, y solo nos aceptan como sus esclavos, como sus servidores, como sus subordinados.
 
Enfrentamos desconocimiento electoral, enfrentamos guarimbas, llamada así violencia callejera; en decenas y centenares de puntos del país enfrentamos conspiraciones políticas, militares, diplomáticas, y lamentablemente el 9 de marzo del año 2015 Barack Obama dio un paso que lo marcó para el resto de nuestra historia, cuando firmó el infame decreto para declarar a Venezuela una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad de EE.UU y abrirles las puertas a una aventura intervencionista de la élite imperialista en cualquier momento contra nuestra patria.
 
En EE.UU en este momento hay una situación nueva, más riesgosa, más peligrosa, más amenazante a la paz de los pueblos del mundo. Lo hemos dicho recientemente, los órganos principales de toma de decisión del aparato político, industrial, militar de Estados Unidos están en este momento en manos de extremistas.
 
La reciente decisión de bombardear a nuestra hermana República Árabe Siria, pasando por encima de las leyes internacionales del Consejo de Seguridad de la ONU y con resultados desastrosos, que solo han beneficiado a los grupos terroristas en el terreno militar, que estaban siendo derrotados por el ejército sirio, demuestran cómo hoy por hoy se están tomando decisiones que deben llamarnos a la reflexión y la alerta también.
 
La reciente arremetida diplomática, la reciente alineación de un grupo de gobiernos de derecha, neoliberales, muy fracasados, contra Venezuela; la reciente arremetida interna de la derecha venezolana que ha tomado el camino de la violencia, del golpismo, del asalto al poder, representa las nuevas corrientes extremistas que dirigen, gobiernan y toman decisiones en EE.UU.
 
Hay una radicalización extremista de las posiciones de la derecha venezolana a partir de las nuevas órdenes impartidas por el Departamento de Estado y por quienes toman decisiones y gobiernan en EE.UU.
 
Tenemos que estar claros en eso. Las presiones que han recibido dignos gobernantes de nuestra América no tienen parangón en los últimos 16 años, ni en los 8 años de Bush, ni en los 8 años de Barack Obama. Amenazas personales, amenazas a los países, y a pesar de sus amenazas, y a pesar de su conducta bochornosa, Venezuela puede decir hoy que después de todas estas presiones hemos salido victoriosos en la Organización de Estados Americanos defendiendo nuestra verdad (Aplausos).
 
Yo he llamado al diálogo, y sigo llamando al diálogo, no hay otra forma de conseguir la paz. La única forma de conseguir la paz es a través de la palabra, del diálogo, del debate sincero, de la búsqueda de razones, de la búsqueda de puntos comunes.
 
Ahora, tengo que decirlo hoy, sigo manteniendo mi llamado al diálogo, sigo agradeciendo el apoyo del Papa Francisco, sus bendiciones; sigo agradeciendo el apoyo de los presidentes Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández, Martín Torrijos; pero la verdad verdadera es que se ha dado la orden desde Washington de cero diálogo en Venezuela y reventar a nuestro país para una intervención extranjera.
 
Absolutamente inviable, absolutamente impertinente, no tiene pertinencia histórica. Y yo les puedo decir también que así como hemos salido librados, gracias también al papel de esta joven mujer venezolana, nuestra canciller, Delcy Eloína Rodríguez Gómez (Aplausos), que ha estado al frente de esta batalla con dignidad, con inteligencia, con valentía.
 
Yo les digo este guión que nos están aplicando con grupos violentos, terroristas, para magnificarlo y multiplicarlo a través de redes sociales, medios de comunicación internacionales, y ellos han decidido cual anticristo destruir la paz de nuestro país, de nuestro pueblo.

Un verdadero anticristo, en el sentido histórico universal, del mal, la perversidad, el odio, la muerte, pero así como hemos obtenido con la verdad, con la moral, con la fuerza victorias internacionales, tengan la seguridad de que estos grupos, estos focos violentos, que desde un municipio del este de Caracas crean dos o tres perturbaciones para ser multiplicadas en el mundo, estos focos violentos y esta derecha que representa el anticristo de esta época, también en esta época histórica la vamos a derrotar con la Unión Cívico Militar y en Venezuela va a seguir la Revolución Bolivariana y vamos a seguir triunfando por la paz, por la independencia, por el honor de un pueblo (Aplausos).
 
Una batalla de todos los días. Y decíamos: si bien escierto defendernos, denunciarlos, cuidarnos, tener un ojo abierto y el otro también (Risas), también es cierto que tenemos que concentrarnos de la tarea principal, de alcanzar el desarrollo económico y social de nuestros países.
 
Tenemos que hacer un esfuerzo mayor para compartir el desarrollo en todos sus aspectos de la vida industrial, de la producción agrícola, del desarrollo científico, tecnológico, y financiero
 
Todas las demás batallas las vamos a seguir dando, pero la tarea del desarrollo económico, de la creación de riquezas, física, material, financiera, la idea del desarrollo social integral de nuestros países, la idea del bienestar y la felicidad compartida de la que hablaba Bolívar hace 200 años es la idea central que nos debe mover a nosotros.
 
Nosotros estuvimos 100 años dependiendo de un chorro petrolero, estábamos acosados por el imperio y el petróleo se cayó a 20. Bueno, gracias Dios mío, ahora nos probamos aún más que sí podemos, y ahora estamos ya en la era pospetrolera construyendo una economía por primera vez diversificada, que genera riquezas propias de Venezuela.
 
Venezuela tiene la riqueza petrolera certificada más grande del mundo. Muchos dicen que es por eso que nos quieren recolonizar. Yo no dudo de que sea por eso, si han destruido a Iraq, a Libia para quitarles su riqueza petrolera; pero yo creo que con nosotros, en este momento histórico, que agradezco la solidaridad y el apoyo de todo el pueblo cubano y los pueblos del ALBA, además del petróleo hay una riqueza más grande aún que ellos quisieran desaparecer de la faz de la Tierra y es la riqueza de la moral bolivariana que ha vivido su resurrección histórica del proyecto histórico que el Comandante Chávez dejó: el Proyecto Nacional Simón Bolívar de la Revolución Bolivariana. Es la que quieren quitar de raíz, acabar, destruir, el ejemplo emanado de un pueblo que se ha negado entregarse, a rendirse.
 
El pueblo me dice: “Maduro, no te rindas, que nosotros no nos vamos a rendir”.
 
¡Venezuela no se va a rendir, Venezuela va a seguir el curso de una revolución fundada por un gigante, Hugo Chávez, y ese curso seguirá su camino más allá de las amenazas, más allá de las agresiones! (Aplausos prolongados.)
 
No será la OEA y no será la derecha proimperialista la que corte el curso victorioso de una revolución que ha nacido de la historia y que tiene llamada por la historia un solo destino: ¡la victoria, la victoria y la victoria! (Aplausos.)
 
Muchas gracias, Cuba. (Aplausos).

¡Que viva la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América! (Aplausos y exclamaciones de: “¡Viva!”)
¡Que viva la Revolución Bolivariana! (Aplausos y exclamaciones de: “¡Viva!”)
¡Hasta la victoria siempre, hermanos!
 
Gráfica pie de foto.- Discurso pronunciado por Nicolás Maduro Moros, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Foto: Roberto Suárez

Video
https://www.youtube.com/watch?v=fkrAI72ct-I

Fuentes
http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2017-04-10/ulises-guilarte-reiteramos-el-rechazo-a-la-injerencia-del-secretario-general-de-la-oea/

http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2017-04-10/jennifer-bello-quien-se-levante-hoy-con-venezuela-se-levantara-para-todos-los-tiempos/

http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2017-04-10/venezuela-no-se-va-a-rendir/