ilişkilerinde bir mola olarak değerlendirecekleri alternatifler yerli porno üzerinde duran çiftlerin karşısına internet üzerinde fantezileri xnxx gezinirken haftalık eş değiştirmede aracılık yapan bir swinger brazzers topluluğu çıkar Heyecanla oraya katılıp neler yapıldığını sormak rokettube isteyen çiftler ile aynı anda orada olan diğer çifti yan yana hd porno oturtan swinger müdürü onlara işleyişi anlatır ve bir hafta hd porno boyunca eşlerini değiştirerek zaman geçirmelerini söyler xnxx Adamlar seve seve yataklarına başka bir kadın alıp ateşli ve japon porno dimdik bir sikiş yapacağından emin olsalar da kadınlar hd porno biraz çekimser davranırlar Kadınlar ister istemez kocalarını redtube kıskanıyor olsa da kendileri de hayatlarında ilk kez başka bir brazzers adamda gönüllü şekilde seks yapacak olmanın heyecanını yaşadıklarını xhamster gizleyemezler Fakat bu haftalık eş değiştirme olayını amatör kamera youporn ile çekim yapma zorunlulukları olduğu için daha heyecan verici bulan kadınlar istişare sonrasında bunu kabul ederler

Magdalena
Typography

(Extractos) El Gobernador de Magdalena Carlos Caicedo hizo un enérgico llamado a la bancada alternativa del Congreso de la República para que le pida un informe de cuentas a la Superintendencia Nacional de Salud, a cargo de Fabio Aristizábal, tras la intervención de la Empresa Social del Estado, Alejandro Prospero Reverend de Santa Marta y del Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche.



Caicedo se pronunció a través de sus cuentas personales de Facebook y Twitter, en las cuales, manifestó:

“¿Qué tiene para decir Fabio Aristizábal? Pedimos resultados de su gestión. Intervino la ESE de Santa Marta cuando iniciaba un plan de acción para su recuperación y empezaba a mostrar resultados. Solicitamos a la bancada alternativa pedirle cuentas para que no siga jugando con la salud de los samarios y magdalenenses”.

Asimismo, el mandatario señaló que “los resultados del interventor de la ESE Alejandro Próspero Reverend de Santa Marta el año pasado son lamentables”, por lo que expresó:

“Esperamos que en el hospital Julio Méndez Barreneche no pase lo mismo, dos meses después no conocemos el plan de acción para su recuperación”.

En el mensaje que Caicedo emitió hacia la bancada alternativa también afirmó que “las intervenciones de la SuperSalud lideradas por Aristizábal han sido para favorecer a sus amigos políticos, en el caso del Magdalena a Honorio Henríquez, que su único logro es dejar el ‘elefante blanco’ de la ESAP, (investigación que nunca ha avanzado) y a Eduardo Pulgar”, ambos senadores de la República (…)

27 de julio de 2020

Adendum:
Nacido en Aracataca, Magdalena, Carlos Caicedo Omar parece llevar el “realismo mágico” en las venas. Los ataques sostenidos en su contra desde diversos sectores políticos y criminales, pero en especial desde el mismo Estado, rompen todo parangón en la historia de la persecución política colombiana, porque se ha convertido en un dolor de cabeza para el uribismo y sus aliados.

No solo derrotó a los Cotes, derrotó al Uribismo y a todos los partidos tradicionales que se jugaron todas sus cartas en el Magdalena con el sobrino de la exgobernadora, con quién seguramente habían adelantado pactos para repartirse carteras, hospitales, corporaciones y territorios, como el tan anhelado Parque Tayrona, al cual Uribe viene acechando hace varios años.

Que un líder provinciano sea destacado a nivel nacional sobre aquellos políticos tradicionales acostumbrados a no tener competencia, ni a estar por debajo de nadie, seguramente debe doler en lo profundo al centralismo, que ven a departamentos como el Magdalena, como una caja menor a la que saquean año tras año y que solo visitan en elecciones para ver cuántos votos compran.

Lo que hizo Carlos Caicedo en el Magdalena no tiene precedentes, cambió la forma de hacer política, puso a la gente a opinar, a reclamar derechos, a no dejarse meter el dedo en la boca.

Tomado de:laregional.net las2orillas.co y http://www.pacocol.org/index.php/comites-regionales/magdalena/12364-el-caso-caicedo-y-la-institucionalidad-como-aparato-de-persecucion-politica