ilişkilerinde bir mola olarak değerlendirecekleri alternatifler yerli porno üzerinde duran çiftlerin karşısına internet üzerinde fantezileri xnxx gezinirken haftalık eş değiştirmede aracılık yapan bir swinger brazzers topluluğu çıkar Heyecanla oraya katılıp neler yapıldığını sormak rokettube isteyen çiftler ile aynı anda orada olan diğer çifti yan yana hd porno oturtan swinger müdürü onlara işleyişi anlatır ve bir hafta hd porno boyunca eşlerini değiştirerek zaman geçirmelerini söyler xnxx Adamlar seve seve yataklarına başka bir kadın alıp ateşli ve japon porno dimdik bir sikiş yapacağından emin olsalar da kadınlar hd porno biraz çekimser davranırlar Kadınlar ister istemez kocalarını redtube kıskanıyor olsa da kendileri de hayatlarında ilk kez başka bir brazzers adamda gönüllü şekilde seks yapacak olmanın heyecanını yaşadıklarını xhamster gizleyemezler Fakat bu haftalık eş değiştirme olayını amatör kamera youporn ile çekim yapma zorunlulukları olduğu için daha heyecan verici bulan kadınlar istişare sonrasında bunu kabul ederler

Internacional
Typography

Luego de demostrar en la primera parte de este artículo, que ni el comunismo internacional, ni el joven dirigente estudiantil Fidel Castro Ruz, tuvo que ver con el asesinato del líder revolucionario y antimperialista Jorge Eliecer Gaitán, en esta segunda parte abordaré lo que considero la esencia de este crimen y sus razones.



Por el contrario a la campaña de atribuir a los comunistas el asesinato de Gaitán, él fue la primera víctima latinoamericana, con la que se inició la política anticomunista y la “guerra fría” en la región y se tomó a  Colombia como sede para desencadenar dicha política, teniendo como cómplice al reaccionario gobierno del conservador Mariano Ospina Pérez.

Esa política anticomunista y de “guerra fría” deja claro los cimientos estratégicos presentados por la delegación colombiana ante los delegados en marzo de 1948 en la reunión fundacional de la OEA y en dicha Carta Constitutiva aprobadas por los delegados, que estableció el siguiente principio:

 “Que por su tendencia antidemocrática e intervencionista, la actividad política del comunismo internacional o cualquier doctrina totalitaria es incompatible con el concepto de libertad americana”

Queda muy claro el principio anticomunista en los objetivos de la OEA, en esos años y hasta la fecha, la imposición de una política Mac-artista y de subordinación a la política imperial y monroista de Estados Unidos se afirma en otro de sus principios:

 “De cada país del Continente se debe erradicar o impedir actividades comunistas o de movimientos y organizaciones contrarias a los valores democráticos representativos de la OEA, que tiendan a derrocar   sus instituciones por la fuerza o fomenten desorden en su vida política”.

Aquí tienen el fundamento de porque había que impedir que un líder antiimperialista, que defendía los intereses nacionales y de la gran masa campesina y trabajadora colombiana, con gran prestigio y apoyo nacional como Gaitán, había que eliminarlo y no podía acceder a la presidencia, cuya candidatura a la primera magistratura estaba ampliamente apoyada.

Era al imperialismo y a  la oligarquía liberal-conservadora a quienes les interesaba, no solo apoyar la aprobación de una organización continental que tuviera tal afinidad política con ellos, como la OEA y aprovechar para con la muerte de Gaitán, salir de un líder, que de  ser elegido Presidente pondría en peligro, no solo sus intereses, sino que desenmascararía a  los autores intelectuales y materiales de las horribles masacres que desde 1946 se venían cometiendo contra las masas campesinas y trabajadores, en su mayoría de militancia gaitanistas, política de exterminio puesta en práctica, desde el mismo comienzo del gobierno del conservador Mariano Ospina Pérez. Nada diferente a lo que está sucediendo actualmente en el gobierno de Iván Duque.

Era preciso buscar un chivo expiatorio a quien culpar y desde un primer momento montado sobre las declaraciones del jefe de la delegación de EE:UU el general George Marshall, de que “había que impedir la conspiración comunista que amenazaba a las Américas”,  los noticieros y especialmente  el diario El Siglo, comenzaron a culpar al comunismo internacional, a Moscú y al joven dirigente estudiantil Fidel Castro, a quien le endilgaban una militancia comunista que no tenía y culparlo del asesinato de Jorge Eliecer Gaitán, para darle fuerza a esa calumniosa mentira, el gobierno de Ospina Pérez rompió relaciones diplomática con la Unión Soviética.

Los espacios radiales y la prensa recogiendo lo publicado por el oficialista diario el Siglo, llenaron los comentarios de una conspiración comunista y sembraron cantidad de noticias falsas, entre otras que el Congreso Estudiantil del que se hablaba no existía, la idea con esa negación, era fortalecer la imagen de tal conspiración y borrar cualquier opinión que señala a los verdaderos criminales.

El Congreso Estudiantil Latinoamericano sí estaba en proyecto y se concebía realizarlo en Buenos Aires, Argentina, en homenaje al XXX Aniversario del Cordobazo.  La idea se modificó, cuando se conoció que se había convocado a la IX Conferencia Panamericana, a partir de marzo y hasta mayo de 1948 y cuyo objetivo era constituir la Organización de Estados Americanos (OEA).

Tanto la organización estudiantil argentina, como otras organizaciones latinoamericanas, incluida la FEU de Cuba, estuvieron de acuerdo en realizar el Congreso en Bogotá, Colombia y denunciar la política neocolonial de Estados Unidos, el caso de Puerto Rico, la devolución de las Islas Malvinas, el Canal de Panamá y el apoyo de EE. UU a la dictadura de Trujillo, era alguno de los temas que se tratarían en dicho evento y dejar constituida la Confederación Estudiantil Latinoamericana.

El dirigente estudiantil argentino de militancia peronista Antonio Cafiero, con la aprobación del presidente Perón, viajó a varios países suramericanos y encontró apoyo de las organizaciones estudiantiles de Chile, Perú, Panamá y de Puerto Rico y llegó a La Habana el 19 de marzo, no solo para invitar a la FEU de Cuba, también para solicitarle apoyo y contacto con organizaciones Centroamericanas y México.

En Cuba, Cafiero se entrevista con el senador argentino Diego Luis Molinari, quien había llegado a La Habana para participar en la Conferencia de ONU sobre Comercio y Empleo, pero traía instrucciones directamente de Perón, de cambiar la sede de la Conferencia Estudiantil Latinoamericana y realizarla en Bogotá, cuyo objetivo era denunciar al gobierno de Washington, en el marco de la IX Conferencia Panamericana, sobre los temas arriba mencionados. El propio Molinari en La Habana, había tenido un fuerte enfrentamiento con la delegación estadounidenses que participaban en la Conferencia sobre Comercio.

Cafiero entró en contacto con el líder estudiantil Fidel Castro, el 20 de marzo, quien, si bien, no formaba parte de la dirección de la FEU, sí mantenía estrechas relaciones con su dirigencia y él presidía el Comité Prodemocracia Dominicana en la Universidad de La Habana. En ese periodo Fidel desarrollaba sus actividades estudiantiles y políticas en el ámbito universitario, en su condición de estudiante a distancia o “por la libre” como se conocía entonces.

Ambos coincidieron en que era necesario conformar una Confederación Estudiantil Latinoamericana y a esa tarea se dedicaron entre el 20 y 22 de marzo, teniendo como sede el Hotel Nacional, con ellos también se reunieron el senador Diego Luis Molinari e Iglesia Mónica, quienes apoyaron los planes para la ejecución del Congreso Estudiantil Latinoamericano presentados por Fidel y Cafiero. De La Habana parten para, Centroamérica y México un grupo de dirigentes estudiantiles cubanos, pues había que apresurar la inauguración para el 15 de abril el Congreso Estudiantil en Bogotá, Colombia.

Los dirigentes estudiantiles cubanos que viajaron, fueron el Chino Esquivel y Aramis Taboada, a México, Guatemala y El Salvador, Pablo Acosta y Carlos Moreno, a Honduras, Nicaragua y Costa Rica; Fidel Castro a Venezuela, Panamá y Colombia, en este último país, se unieron a Fidel, Enrique Ovares y Alfredo Guevara. Mientras que, desde Argentina, viajaron los dirigentes estudiantiles peronistas, Crocco, Vailati, Caraballo y Rubio, a Uruguay, Bolivia, Brasil y Paraguay. Recibiendo de las directivas estudiantiles de esos países el acuerdo de ir a Bogotá, al Congreso Estudiantil que se convocaba para el 15 de abril.

Fidel y Rafael del Pino quien le acompañaba, fue recibido en el aeropuerto de Bogotá, por el dirigente estudiantil colombiano Felipe Abisambra, fue este colombiano quien le acompañó y lo llevó a hospedarse al hotel Claridge. Acompañado por Abisambra   visitó la Universidad Nacional y dialogó con un grupo de estudiantes, de ellos partió la idea de que visitará a Gaitán, y lo invitará a la clausura del Congreso, estos estudiantes eran liberales gaitanistas.

El 7 de abril, Fidel acompañado por Del Pino, Felipe Abisambra,y un estudiante venezolano, cuyo nombre no tengo, visitaron a Jorge Eliecer Gaitán, luego de informarle el motivo de la visita, del Congreso y el objetivo del mismo, él le agradeció y le pareció muy bien el objetivo del evento estudiantil y aceptó hacer el discurso de clausura, pero les pidió un breve resumen de los intereses y la composición de los participantes, y quedaron citados para el 9 de abril entre las 2 y 2.15 de esa tarde.

Por esa fecha ya se había constituido el Comité Organizador que estaban organizados en comisiones y habían recibido a estudiantes panameños, venezolanos, dominicanos, mexicanos y argentinos, con los cuales hubo una reunión y se ratificó a Fidel como presidente de dicho Comité Organizador, reunión que se realizó en la Universidad Nacional.

En la entrevista que Fidel le  concede a la periodista cubana Katiuska Blanco y  abordado sobre el tema del Bogotazo, Fidel le comenta, “por aquellos días fui arrestado porque en medio de la preparación del evento, con gran imprudencia, se nos ocurrió repartir una proclamas donde se ponían las causas de nuestra  lucha” …”era como una proclama bolivariana, esa proclama la lanzamos del último piso del teatro Colón donde tenía lugar un solemne acto en honor a los cancilleres, que asistían a la IX Conferencia Panamericana”. Cuando volvimos al hotel fuimos detenidos Rafael del Pino y yo”.

De acuerdo a lo sucedido y narrado por Fidel, puede deducirse de donde sacaron lo de que eran comunistas, Fidel dice: “nos llevaron a unas instalaciones denominadas Oficinas de Detectivismos, debe haber sido un cuerpo represivo para detectar actividades comunistas”. “Nos interrogaron y expliqué lo del Congreso, ellos creyeron que éramos comunistas, pero al parecer le caí simpático al oficial, le agrado de alguna manera conocer nuestra causa y luego de mi declaración nos dejó en libertad” (1).

En el momento del asesinato de Gaitán, en un cafetín cercano, con Fidel Castro se encontraban además de Ovares y Alfredo Guevara, unos dirigentes estudiantiles colombianos, entre los cuales se encontraba Felipe Abisambra, así se lo comentó este dirigente estudiantil a nuestro embajador Fernando Ravelo (QEPD) en presencia del Secretario de Prensa de nuestra embajada en Bogotá, Alberto Cabrera en 1976.

Como bien se puede apreciar la organización y la participación de dirigentes estudiantiles latinoamericanos, en el Congreso Estudiantil Latinoamericano, convocado para el 15 de abril de 1948, no es ni falso, ni una mentira, he ofrecido suficientes datos y elementos que así lo demuestran.

La versión de la no existencia de ese evento, es para distraer la atención y ocultar a los autores intelectuales y máximo responsables del asesinato del prestigioso líder popular colombiano Jorge Eliecer Gaitán y que sin duda todo apunta a una conspiración de la oligarquía liberal-conservadora, en complicidad con los Estados Unidos en aquella época.

En la tercera parte que tendrá este análisis, les entregaré otras informaciones y datos que develan, la similitud que existe hoy en Colombia, con la época de la violencia y quienes son hoy sus instigadores entre ellos la actual senadora Paloma Valencia.
Paloma Valencia, senadora del Centro Democrático. Foto: Youtube
(*) Periodista, politólogo y analista internacional.
La Habana, Cuba 20 de abril de 2020.
(1)Fidel Castro Ruz. Guerrillero del Tiempo. Edit. Casa abril. Pág. 444 y 445.
Autora. Katiuska Blanco Castiñeira.