ilişkilerinde bir mola olarak değerlendirecekleri alternatifler yerli porno üzerinde duran çiftlerin karşısına internet üzerinde fantezileri xnxx gezinirken haftalık eş değiştirmede aracılık yapan bir swinger brazzers topluluğu çıkar Heyecanla oraya katılıp neler yapıldığını sormak rokettube isteyen çiftler ile aynı anda orada olan diğer çifti yan yana hd porno oturtan swinger müdürü onlara işleyişi anlatır ve bir hafta hd porno boyunca eşlerini değiştirerek zaman geçirmelerini söyler xnxx Adamlar seve seve yataklarına başka bir kadın alıp ateşli ve japon porno dimdik bir sikiş yapacağından emin olsalar da kadınlar hd porno biraz çekimser davranırlar Kadınlar ister istemez kocalarını redtube kıskanıyor olsa da kendileri de hayatlarında ilk kez başka bir brazzers adamda gönüllü şekilde seks yapacak olmanın heyecanını yaşadıklarını xhamster gizleyemezler Fakat bu haftalık eş değiştirme olayını amatör kamera youporn ile çekim yapma zorunlulukları olduğu için daha heyecan verici bulan kadınlar istişare sonrasında bunu kabul ederler

Salud
Typography

Una de cada cuatro personas que trabajan en los oficios considerados de primera línea en la pandemia de coronavirus no tiene cobertura médica en Estados Unidos.



Según denuncia un informe de la organización Public Citizen, con sede en Washington, se trata de seis sectores económicos: la agricultura, el de empaquetado de carne, la construcción, las residencias de mayores y cuidados a domicilio, los restaurantes y las tiendas y supermercados.

Estas áreas económicas emplean a 33,3 millones de personas, de las que 8,3 millones no tendrían cobertura sanitaria, que en EEUU proviene fundamentalmente a través de un seguro privado sufragado total o parcialmente por el empleador.

El sector más perjudicado es el agrícola, en el que la mitad de sus trabajadores no tiene cobertura médica "frente al 9% de media del país. Muchos de estos trabajadores", alerta el informe, "son inmigrantes indocumentados"..

"Incluso antes de la crisis, las condiciones de trabajo en muchos de estos sectores, que funcionaban a costa de un número considerable de trabajadores negros y latinos, incluían bajos salarios, falta de protecciones de seguridad adecuadas y acceso limitado a la atención de la salud", dice el documento de Public Citizen, que añade que, con la pandemia "los trabajadores de primera línea están soportando la mayor parte de la crisis de la covid-19, ya que se les ha pedido que mantengan el país en marcha en este momento de peligro. Hay que hacer mucho más para protegerlos", reclama el documento.

El estudio realiza una contabilidad somera de los contagios de covid-19 que ha habido en esos sectores: a pesar de que hay pocos datos oficiales sobre contagios por actividad económica, Public Citizen cifra en al menos 200.000 los trabajadores de primera línea contagiados. El sector más desfavorecido es la agricultura, donde también hay tradicionalmente un mayor porcentaje de personas contratadas irregularmente. Según el documento, más de la mitad de los trabajadores de este sector no dispone de cobertura médica. En la agricultura trabajan 2,6 millones de personas.

De los seis sectores analizados, el que más personas emplea es el de los bares y restaurantes, con 13,5 millones de trabajadores. Le sigue el de la construcción, en el que trabajan 11,2 millones de personas. En el primer caso, según Public Citizen, la tasa de personas sin cobertura sanitaria es de al menos el 22% (alcanza el 27% en el caso de los cocineros), mientras que en el segundo caso un 24% de los trabajadores no tiene garantizada una cobertura médica. Esto significa unos 3,4 millones de trabajadores en el primer caso y otros 2,7 millones en el segundo.

El resto de los sectores emplea, por comparación, a significativamente menos personas. Aun así, la tasa de personas sin cobertura médica sigue siendo muy elevada: es del 26% en el caso de los trabajadores a domicilio (382.000 personas sin cobertura), del 15,5% en el de los empacadores de carne (es decir, casi 12.000 personas), del 12,1% en los empleados de tiendas y supermercados (333.000 trabajadores) y hasta del 12% en los empleados de hogares para personas mayores (208.000 personas).

No sólo son los trabajadores de estos seis sectores económicos los que más riesgo tienen de infectarse por realizar una labor considerada esencial para la economía por el gobierno de EEUU y los gobiernos estatales, sino que son los que más riesgo tienen de contraer el covid-19 puesto que son empleados de primera línea (y por lo tanto con un grado elevado de riesgo de exposición al virus) y además no tienen una cobertura médica garantizada.

De esta manera, todos los que no tienen cobertura médica garantizada sólo tienen dos opciones si caen enfermos: o renuncian a ser atendidos o, si lo hacen, deberán luego asumir la factura médica que reciban, que puede ascender desde varios miles de dólares si es un caso leve de covid-19 hasta, en los casos de mayor gravedad, un millón de dólares, como le sucedió a un ciudadano de Seattle a primeros de junio.

"Trump le ha fallado al país en la pandemia"

El total de población activa en EEUU es de 155.76 millones de trabajadores. De ellos, 33.3 millones se dedican a esos seis sectores considerados esenciales (21.4% del total), y, de estos últimos, 8.3 millones de personas no tienen seguro médico. Es decir, uno de cada cuatro de los empleados en esos seis sectores económicos.

El informe de Public Citizen denuncia que "esos trabajadores de primera línea en la pandemia están imposibilitados a menudo de hacer distancia social o trabajar desde sus casas y con frecuencia deben interactuar con los clientes o sus pacientes [según el sector], una situación que los sitúa particularmente en un riesgo muy alto".

El documento señala que se ha informado de multitud de brotes en granjas e instalaciones agrícolas a lo largo y ancho del país "con en torno a 130.000 trabajadores que han contraído el virus".

En el caso del sector del empacado y procesamiento de carne, "ha habido brotes en al menos 500 plantas que se han saldado con unos 40.000 personas infectadas y 200 muertes". En el caso de los trabajadores de tiendas y supermercados, el análisis de Public Citizen revela "decenas de miles de contagios y al menos 200 muertes en el sector de cuidadores a domicilio y residencias de personas mayores".

"Así como la administración Trump le ha fallado al país en la pandemia de coronavirus, el sistema de salud basado en los seguros privados ha fallado a los trabajadores esenciales de primera línea", asegura el autor del informe, Zach Brown.

"Esos trabajadores están arriesgando sus vidas para asegurar que todos tengamos acceso a la salud, a los cuidados, comida y otros servicios necesarios. Lo menos que podíamos hacer como sociedad", añade Brown, "es asegurar que todas estas personas tengan cobertura sanitaria gratuita así no tienen que declararse en bancarrota si enferman".

18 de octubre de 2020

Tomado de publico.es/internacional