Salud
Typography

Tras varios meses de debate sobre el origen de la pandemia, un nuevo estudio sugiere que el nuevo coronavirus pudo estar presente en varios continentes antes de ser detectado en Wuhan, China, donde hasta el momento se cree que comenzó el brote, informa el “South China Morning Post” (SCMP).



Los resultados de la investigación, liderada por Shen Libing, del Instituto de Ciencias Biológicas de Shanghái, fueron publicados recientemente en la plataforma de preimpresión de la revista médica The Lancet. Los expertos apuntan a que la primera transmisión humana puede haber tenido lugar en el subcontinente indio.

Esta no es la primera vez que la comunidad científica presume otro lugar de origen. De hecho, la semana pasada, un estudio también encontró evidencia de anticuerpos contra el Sars-CoV-2 en muestras de sangre tomadas en Italia en septiembre de 2019 para un examen de detección de cáncer en el país, es decir, tres meses antes de que se informe sobre el primer caso en el gigante asiático.

Siguiendo esta línea, el equipo de investigadores en China analizó el problema y concluyó que el coronavirus ya existía en otras partes del mundo antes de encender las alertas en Wuhan.

En su artículo, cuyo contenido aún no ha sido revisado por pares, los expertos se basaron en las cepas del virus proporcionadas por 17 países y regiones, rastreando el primer brote en la India o Bangladés.

Primera transmisión humana

"Nuestro resultado muestra que Wuhan no es el lugar donde ocurrió por primera vez la transmisión del SARS-CoV-2 de persona a persona", reza el texto del estudio, agregando que antes de extenderse a la ciudad china, el nuevo coronavirus "ya había experimentado una evolución adaptativa […] tres o cuatro meses antes del brote de Wuhan".

Libing y sus colegas utilizaron un nuevo método que simplemente cuenta el número de mutaciones en cada cepa viral. En este sentido, las cepas con más mutaciones han existido durante más tiempo, y aquellas con menos mutaciones están más cerca del ancestro original del Sars-CoV-2.

Bajo esta premisa, el equipo encontró que algunas cepas correspondientes al subcontinente indio tenían menos mutaciones que la primera recolectada en Wuhan. Asimismo, hallazgos similares se replicaron en ocho países de cuatro continentes: Australia, Bangladés, Grecia, EEUU, Rusia, Italia, India y República Checa.

Finalmente, los científicos señalaron que su hallazgo ayuda a esclarecer la transmisión temprana y la evolución del SARS-CoV-2 en huéspedes humanos, proporcionando una "nueva forma de pensar para el manejo global de la pandemia del covid-19".

No obstante, algunos especialistas consideran que hay fallas en los principios de la investigación, y que el 'software' utilizado contaba con el estándar esperado para este tipo de análisis filogenético.

Varios pacientes “cero”

Michael Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), admitió que el nuevo coronavirus pudo haber tenido no uno sino varios pacientes cero, según lo declaró durante una rueda de prensa celebrada este lunes en Ginebra (Suiza).

"La identificación del caso cero es un aspecto importante de toda investigación epidémica", pero "pudo haber más de un caso cero en algunas situaciones, porque puede haber más de una vulneración de especies", dijo al explicar que los virus SARS han sido identificados en muchos países.

27 de noviembre de 2020

Video relacionado:
Laboratorio de Wuhan rompe su silencio y niega que el coronavirus se haya originado allí
https://www.youtube.com/watch?v=OeeIEEau9oQ&feature=emb_logo

Adendum:
El Instituto Nacional de Salud (INS) dio a conocer el 27 de noviembre los resultados preliminares del estudio de seroprevalencia en Colombia.

Esta investigación pretende determinar el porcentaje de la población colombiana que se ha infectado con el nuevo coronavirus Sars-CoV-2, incluyendo los asintomáticos, con pruebas de sangre que detecten anticuerpos en más de 20.000 personas.

Esta investigación sirve para comprender, de paso, el comportamiento de la infección en 10 ciudades.

Los resultados preliminares presentaron la información obtenida de tres de esas ciudades. De esa forma, se encontró que en Leticia seis de cada 10 (59 por ciento) de los 1.417 habitantes tamizados mostraron tener anticuerpos contra el nuevo coronavirus, lo que puede indicar que ya tuvieron la infección.

En Barranquilla, por otra parte, más de la mitad de los 1.487 ciudadanos analizados (el 55 por ciento) ya estuvieron afectados con el virus.

Y en Medellín casi la tercera parte (27 por ciento) dieron positivo para anticuerpos. En esta ciudad se encuestaron y analizaron 1.997 ciudadanos y 387 trabajadores de la salud.

De acuerdo con el infectólogo Carlos Álvarez, coordinador nacional de estudios covid-19 para la Organización Mundial de la Salud (OMS), estos números altos son una noticia muy importante en razón a que “indican que cada vez estamos más cerca de una inmunidad colectiva”, si se tiene en cuenta que los anticuerpos que deja la infección ofrecen protección a mediano plazo, según ha encontrado la ciencia hasta el momento.

Sin embargo, no se debe bajar la guardia: “En Barranquilla, por ejemplo, uno de cada dos habitantes todavía es susceptible de infectarse”, apunta.

Las cifras de seroprevalencia altas de Barranquilla y Leticia podrían explicar por qué a pesar de ser las primeras ciudades en pasar su pico de contagios no han presentado segundas olas.

Carlos Eduardo Pérez, infectólogo de la Universidad Nacional, afirma que la seroprevalencia encontrada en estas tres ciudades está muy por encima de lo que han mostrado estudios en otros países, lo que significa, por un lado, que en Colombia puede haber menor población susceptible, y por el otro que “evidentemente la contención del virus no fue la mejor”.

Luis Jorge Hernández, doctor en salud pública, indica que los altos porcentajes de Barranquilla y Leticia dan cuenta de que el virus “tiene menos margen de crecimiento que el que se creía e incluso que se puede lograr más rápido inmunidad de rebaño con la vacuna, pero en Medellín el virus todavía tiene margen de crecimiento”.

Para Julio César Castellanos, director del Hospital Universitario San Ignacio, en Bogotá, estos estudios de seroprevalencia, unidos a las estadísticas de morbilidad y letalidad, indicarán qué municipios o comunidades necesitarán más de las vacunas en el momento en que estén disponibles. "Definitivamente una comunidad con alta mortalidad, alta morbilidad y alta seroprevalencia requerirá menos vacunas que otra con muy bajo o cero valor en los tres indicadores", argumenta.

Gonzalo Guevara, genetista de la Universidad Nacional, plantea varias interrogantes: “¿Ya se alcanzó el umbral crítico para la inmunidad de rebaño en esas ciudades? ¿Entonces frescos? ¿No necesitamos vacunar a los seropositivos? ¿Por qué en Colombia el porcentaje de personas con anticuerpos es tan alto comparado con países europeos más azotados por la pandemia?”.

La directora del INS, Martha Lucía Ospina Martínez dice:

“Es sumamente importante seguir cuál es el comportamiento de la epidemia en este momento. Eso nos permite no solamente comprender lo que está pasando y en dónde está pasando, entendiendo que la epidemia es asincrónica y presenta momentos epidémicos distintos en las diferentes ciudades del país, sino que permite introducir datos más cercanos para poder estimar cuáles son los posibles escenarios para el futuro”

Asegura que si bien estos son los resultados del porcentaje de población infectada en esas ciudades, se trata de datos preliminares y no se puede entender de manera equivocada que la población pueda bajar la guardia en las ciudades con más alta prevalecía. "Debemos entender que aún queda una buena cantidad de susceptibles, hay aún muchísima población que aún puede producir un nuevo pico ascendente" comentó.

Explicó que será en enero cuando esta información pueda ser entregada con toda la caracterización sociodemográfica y los análisis respectivos.

Tomado de actualidad.rt.com y eltiempo.com