El 2019, se caracterizó por ser un año de definiciones electorales en Nuestra América, enmarcado en una profunda tensión por los proyectos políticos en disputa. El de Bolivia, por supuesto, no fue la excepción. El 20 de Octubre, se llevaron a cabo las elecciones presidenciales y las de la Asamblea Legislativa Plurinacional, en un ambiente enrarecido por las denuncias de la oposición de derechas, sobre un presunto fraude electoral para dar por ganadores de la contienda a los candidatos del MAS, Evo Morales y Álvaro García Linera. Esa, fue la matriz de opinión que intentaron posicionar en los medios nacionales e internacionales, incluso desde antes de la realización de las elecciones. El libreto estaba escrito: Desconocer el resultado y forzar el avance del Golpe de Estado.

Leer más...

Cada vez sorprende menos cómo piensa y actúa la derecha. Sobre todo, cuando se trata de una adepta al Centro Democrático (partido liderado por Álvaro Uribe Vélez, principal genocida en la historia contemporánea de Colombia). Aún así, no deja de ser indignante y grotesco que una Senadora de la República exprese de forma abierta tanta ignorancia.

Leer más...

Más artículos...