El lunes 1 de Agosto se conoció que la Jurisdicción Especial para la Paz, llamó a declarar a varios militares retirados, que durante 1996 estuvieron activos en la institución y tendrían información clave para esclarecer los crímenes en contra de la Unión Patriótica cometidos en el departamento de Antioquia y a región del Urabá, donde el movimiento político tenía especial presencia.

Según lo que ha divulgado la Sala de Reconocimiento de la JEP, las diligencias se realizarán de manera conjunta entre los magistrados encargados del caso 04 y el 06 que investigan los más de 5000 asesinatos de integrantes de la Unión Patriótica que fueron víctimas de genocidio, caso que también fue sancionado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA.

Los comparecientes estuvieron vinculados al Batallón ‘Francisco de Paula Vélez’ (Bivel) y al Batallón ‘Coronel Jaime Díaz’ (BCG 35). Entre los llamados a declarar están Eduardo León Figueroa Cifuentes, el excomandante del Bivel, Jorge Wilson Rondón Pérez, excomandante de la sección de operaciones (S3); Jorge Luis Mejía Rosas, ex integrante de alto nivel de la Brigada 17 y 11 militares retirados que tuvieron relación con los hechos en contra del movimiento político.

Otros exmilitares citados son: Jorge Wilson Rondón Pérez, excomandante de la sección de operaciones (S3); Jorge Luis Mejía Rosas, exmiembro de la plana mayor de la Brigada 17 con sede en Carepa, a la que pertenece el Bivel y otros 11 militares retirados, aseguró la JEP.


Se espera que dicha comparecencia y sus respectivos descubrimientos sigan contribuyendo al esclarecimiento de la participación del Estado en el Genocidio de la Unión Patriótica y se puedan establecer las más altas responsabilidades, así como se devuelva la dignidad a un movimiento político víctima de una política de Estado que sigue considerando la existencia del enemigo interno.

Fuente: Contagio Radio

 

Pin It on Pinterest