Los palestinos prisioneros en cárceles israelíes han denunciado torturas físicas y psicológicas, a las que son sometidos por médicos que trabajan para las fuerzas de seguridad, y dentro de los campos del ejército israelí durante su detención e interrogatorio. Desconociendo la ética, y las leyes internacionales y humanitarias de la profesión, actúan como nazis al servicio de los objetivos de la ocupación israelí.

Leer más...

Más artículos...