En una jornada memorable, celebrada el primero de noviembre pasado, la Asamblea General de las Naciones Unidas condenó en forma casi unánime, el criminal bloqueo económico, comercial y financiero que la mayor potencia económica del mundo impone a un pequeño país vecino, Cuba socialista, para castigar el hecho de que históricamente, desde que proclamó su independencia definitiva, no se ha plegado al dictado hegemónico de Washington.

Leer más...

Más artículos...