El domingo 21 de mayo se clausuraron en Bogotá las deliberaciones de la Conferencia Nacional de Mujeres del Partido Comunista Colombiano PCC. Decenas de compañeras provenientes de varios departamentos debatieron las tesis del XXII congreso del PCC sobre la amplia unidad del movimiento revolucionario, democrático y popular; sobre la implementación del acuerdo de paz entre las FARC y el Gobierno Nacional; la proyección del trabajo femenino en las regiones colombianas y su incidencia en las grandes movilizaciones y paros en el país.

Leer más...

Cuba Socialista es uno de los países del mundo que festeja el Día de las Madres el segundo domingo de mayo, una linda oportunidad para homenajear a quien es y será siempre ese ser imprescindible para sus hijos e hijas. Este domingo, será también el punto de partida de la Jornada por el Día Internacional de la Familia (15 de mayo), que convoca la Federación de Mujeres Cubanas.

Leer más...

Aquel día no se apagó su luz. La muerte llegó. ¿Previsible? Quizás. No es fácil perder a un hermano, al amor de su juventud, a un querido amigo como lo fue Frank, al legendario Che Guevara, a su amiga Celia. Materializó sus deseos de cerrar los ojos y descansar para siempre. Sería precisamente en 1980, el año de su última pérdida. Sería precisamente a finales de julio, cuando las celebraciones por la gesta histórica del Moncada le recordaron, como cada año, la pupila ensangrentada de Abel Santamaría y el último beso en los labios de Boris Luis Santa Coloma.

Leer más...

América Latina y el Caribe se ha mantenido en un lugar preponderante entre las noticias de los grandes medios de comunicación masiva. Se vive una realidad política convulsa que trae aparejados grandes cambios, no solo para los que luchan constantemente por el poder, sino para los ciudadanos comunes, víctimas de las políticas públicas.

Leer más...

El 11 de septiembre de 2001, a quince cuadras de los edificios de las torres gemelas de New York se había terminado la jornada matutina de las clases y yo salía a recoger el pan de la merienda que con tanto esmero mi madre me había preparado. Del aula al lugar donde los niños guardábamos las bolsas de comida había un televisor bastante grande y me detuve a mirar lo que parecía una de las mejores películas de acción que había visto nunca. De la primera de las torres salía humo y las imágenes no dejaban de proyectar como un avión se estrellaba contra la segunda. Ante la desesperación, los trabajadores de los pisos más altos, sabiendo que no podían utilizar ninguna de las vías de escape, decidían lanzarse al vacío cayendo estrepitosamente contra el pavimento.

Leer más...

Más artículos...